Actividades extraescolares: pros y contras de las Escuelas Online

La vida moderna exige cada vez más competencias. En ese sentido, los niños que desarrollan actividades extraescolares pueden beneficiarse con aprendizajes que no figuran en los programas de sus escuelas.

Las actividades extraescolares que integran a los niños y le dan sentido de pertenencia a una comunidad tienen efectos muy positivos en el desarrollo de responsabilidades y autonomías, siempre que no se sientan exigidos en demasía y demuestren cansancio. Con el advenimiento de las ventajas tecnológicas, hay otras modalidades para aprender y entretenerse desde los hogares.

¿Beneficia el aprendizaje conectado al ordenador?

  • Actualmente existen múltiples propuestas de actividades extraescolares en la Web, desde cuentos y recreación para preescolares a recursos educativos para los más grandes, con la posibilidad de ser monitoreados y evaluados por un tutor vía correo electrónico. Se puede aprender o perfeccionar un idioma, prácticar reglas ortográficas, hacer cursos de formación musical, desarrollar técnicas artísticas y mucho más.
  • Los niños que acceden a estos programas incrementan sus capacidades intelectivas e incluso descubren vocaciones latentes. No tener horarios fijos y poder permanecer por tiempo ilimitado delante de la pantalla resolviendo desafíos puede llegar a ser positivo para los adultos responsables de los niños, que de esta manera los mantienen con una ocupación en la seguridad del hogar.
  • También los chicos tienen la posibilidad de chatear con sus padres e intercambiar experiencias, lo que no deja de ser interesante para consolidar los conocimientos. Leer instructivos, conocer el material con el que se cuenta en cada caso, seguir paso a paso un método de aprendizaje, en alguna medida aporta saber y desarrolla capacidades específicas.

¿Cuáles son las contras de aprender por Internet?

  • Aprender en sí mismo no puede tener contras. Lo que pasa es que cuando hablamos de actividades extraescolares, es decir, fuera del horario lectivo y de forma voluntaria, nos hacemos a la idea de que tiene implicación la comunidad educativa. Reforzar los conocimientos ordenador de por medio parece más óptimo en cuanto a reforzar responsabilidades y autonomías.
  • Si las actividades extraescolares, ya sean deportivas, creativas, didácticas o lúdicas, se centran en el alumno frente al ordenador, se pierde la interacción con compañeros y maestros, esa actitud de colaboración y participación que se da en el diálogo que estrecha vínculos tan importantes en la constitución de la personalidad y las habilidades sociales.
  • Las actividades extraescolares son importantes para aprender a respetar a los demás, consolidar lazos fraternos al trabajar en equipo por una causa en común, fortalecer el carácter para sobrellevar circunstancias adversas. Aunque si no existe la posibilidad de tener un espacio fuera del ciclo lectivo para participar de determinados programas, ¿por qué no aprovechar los recursos de la informática en casa?