Agua con sal: remedios para las agujetas

No es el agua con sal el mejor remedio contra las agujetas, tampoco el azúcar es la correcta solución. Las agujetas es mejor prevenirlas que tener que acabar curándolas con agua y sal.

Las agujetas se producen al generarse pequeñas roturas en la fibra muscular por realizar un sobreesfuerzo; este esfuerzo es una sobrecarga porque los músculos no están habituados a ese nivel de exigencia, por eso, antes que tomar agua con sal, lo mejor es calentar y estirar al iniciar el ejercicio físico.

El remedio popular, un poco de agua y sal

El agua con sal o con bicarbonato sódico no es médicamente cura de las agujetas. Otro remedio más popular, medio vaso de agua y una cucharada de azúcar tampoco. En este último caso, los especialistas aceptan que sirve de hidratante, de bebida que repone antes los líquidos perdidos en la actividad física.

 

Una cucharadita de sal en un cuarto de agua, unas gotas de aceite de oliva y un poco de vinagre, se agita y se toma de un trago. Según este remedio las agujetas se quitan al instante. No es por llevar la contraria a la sabiduría popular, pero el remedio sólo sirve para recuperarse de lo transpirado. Incluso hay médicos que advierten de los problemas gástricos que pueden crear estos remedios caseros.

La sal y el agua, el bicarbonato, no sirve para las agujetas

No se trata de dejar los remedios caseros del agua con sal o azúcar porque no son efectivos contra el dolor de las agujetas. En realidad el sodio de la sal y la glucosa del azúcar servirían para sustituir esos mismos elementos que por sudar en el ejercicio físico hemos eliminado de nuestro cuerpo. Sin embargo, si deseamos evitar o mitigar ese dolor debemos preparar el cuerpo para esa actividad forzada de los músculos.

 

Los masajes musculares practicados en la medicina deportiva serían más efectivos contra las agujetas que el agua con sal. Un buen estiramiento, con ejercicios básicos para calentar antes de cada deporte, ejercicio físico o actividad en la que forcemos a nuestros músculos no acostumbrados a ello, sería la mejor cura de las posibles agujetas.