Algunas recetas para hacer natillas de huevo

Si bien hay diferentes recetas para hacer natillas de todos los sabores, las más populares son las tradicionales natillas de huevo en las que el toque especial lo darán los ingredientes aromáticos como la canela y la vainilla.

Aunque existen múltiples recetas para hacer natillas, ya sean las clásicas o las de diferentes sabores, todas ellas se basan en la receta tradicional, aquella que ha pasado de generación en generación y que ha servido para elaborar deliciosos y sencillos postres caseros con los que deleitar a toda la familia.

Natillas tradicionales

  • Para cuatro personas necesitaremos un litro de leche, seis yemas de huevo, cuatro cucharadas de azúcar, una rama de canela, una vaina de vainilla y canela en polvo. Cabe destacar que se pueden encontrar recetas para hacer natillas en las que falte alguno de los ingredientes que sirven para aromatizar, como la canela o la vainilla, que se utilizarán o no en función de los gustos del consumidor.
  • Para elaborarlas, calentaremos casi toda la leche en una cazuela con la canela y la vainilla abierta. Cuando hierva, la colaremos y la reservaremos.
  • A continuación, batiremos las yemas con el azúcar y el resto de la leche. Le agregaremos un poco de la leche caliente, lo mezclaremos todo bien y verteremos este preparado sobre la leche caliente de la cazuela. Cocinaremos las natillas durante unos minutos a fuego suave sin dejar de remover hasta que tomen cuerpo.
  • Finalmente, verteremos las natillas en boles individuales, dejaremos que se enfríen y las serviremos con canela espolvoreada.

Natillas de chocolate

  • Otra de las recetas para hacer natillas muy conocida es la de las natillas de chocolate, muy apreciadas por los amantes del cacao. En este caso, para elaborar este postre para cuatro comensales necesitaremos un litro de leche, seis yemas de huevo, 180 gramos de azúcar, 150 gramos de cobertura de chocolate y una vaina de vainilla.
  • Para su preparación, pondremos el chocolate en un bol y lo derretiremos con la ayuda del microondas, sacándolo cada pocos segundos y removiéndolo para evitar que se queme. 
  • A continuación, pondremos a hervir la leche con la vainilla abierta, la colaremos y la reservaremos. En un bol, batiremos el azúcar con las yemas, verteremos la leche caliente y el chocolate derretido, y lo mezclaremos todo muy bien. 
  • Seguidamente, pondremos la mezcla en un cazo a fuego suave, removiendo hasta que espese un poco, pero sin que llegue a hervir. 
  • Finalmente, llenaremos recipientes individuales con las natillas y las dejaremos enfriar antes de servirlas.