Alimentación de la mantis religiosa de terrario

Las mantis religiosas son fabulosos insectos que a muchos gusta tener. Pero ¿de qué se alimentan las mantis religiosas?

Aunque algunos crean que estos majestuosos insectos, las mantis religiosas, se alimentan de biblias, la alimentación de las mantis religiosas no incluye ni biblias, ni coranes, ni rosarios.

De qué se alimentan las mantis religiosas
Las mantis religiosas son insectos carnívoros. Por ello, la alimentación de la mantis religiosa la constituyen pequeños insectos como mariposas, polillas, hormigas, pequeños invertebrados, saltamontes y arañas.

Moscas para la alimentación de la mantis religiosa
Nunca le dé a la mantis ninguna mosca que haya sido envenenada con matamoscas, pues el veneno también mataría a la mantis religiosa.

Debemos cazar la mosca viva, y, arrancándole un ala, la depositamos en el terrario dónde se encuentra la mantis religiosa, que, rauda, la atrapará y devorará. También se le puede dar la mosca atrapada con pinzas, pero dejándola suelta favorecemos la actividad de la mantis, lo cual favorecerá mantener a la mantis en un óptimo estado de salud.

Hormigas para la alimentación de la mantis religiosa
Atrape a las hormigas vivas, humedézcalas con un poco de agua sin ahogarlas y échelas en el terrario. La mantis, rauda, las cazará. No busque hormigas excesivamente pequeñas, pues entonces la mantis no podrá agarrarlas.

Saltamontes
Los saltamontes tambien son adecuados para la alimentación de la mantis religiosa, pero debemos de tener cuidado con su tamaño. Si el saltamontes es grande, será más fuerte que la mantis, y escapará de ella. Para evitarlo, le podemos romper las patas traseras antes de echarlo en el terrario.

Arañas
Para suplementar la alimentación de la mantis religiosa, es conveniente coger arañas vivas y mojarlas con agua sin ahogarlas, para que no sean capaces de escapar de la mantis cuando las echemos al terrario.

Agua
La alimentación de la mantis religiosa no requiere de un cuenco con agua. Basta con pulverizar por las paredes del terrario un poco de agua, lo justo para que siempre haya pequeñas gotitas, las cuales serán suficientes para mantener hidratada a nuestra mantis religiosa.

Las mantis comen cada 3 días, salvo si son muy jóvenes, en cuyo caso lo hacen a diario.