Alimentos más recomendados para cuando se sufre diarrea

Ya sea por un alimento descompuesto, los cambios de clima, hormonales o algún medicamento, cualquiera puede verse afectado por la diarrea alguna vez y hay que saber enfrentarla.

La diarrea es un síntoma que, aunque es frecuente, no debe ser tomado a la ligera y es importante adoptar las medidas necesarias para no perder más nutrientes y contribuir a la mejora rápida del organismo con los alimentos más convenientes de acuerdo a este padecimiento.

Nivel y origen de la enfermedad
En ocasiones la diarrea puede ser ocasionada por una ingesta excesiva de alimentos o por razones hormonales, como por ejemplo al inicio del período menstrual. En estos casos, el régimen puede ser menos severo, por ser temporal. Sin embargo, cuando se presenta acompañando a una infección o intoxicación, es importante seguir las recomendaciones al pie de la letra y acompañarlas con los medicamentos necesarios.

Alimentos para los primeros días
Lo más importante en cualquiera de los casos de diarrea es beber agua hervida o embotellada, suero, té de manzanilla o una mezcla de una parte de refresco de manzana con dos partes de agua mineral. No es necesario esperar a sentir sed, porque esta ya es una señal tardía de la deshidratación. Esto debe ser durante el primer día.

 

Posteriormente se pueden incluir alimentos como las manzanas hervidas en puré, zumo de zanahoria, atole de arroz, que son alimentos blandos. No se deben consumir en grandes cantidades, ya que el aparato digestivo se encontrará sumamente sensible.

Cómo incorporar alimentos
Una vez pasadas las primeras 36 horas después de iniciada la diarrea, se pueden ingerir, en pequeñas cantidades, pollo, jamón de pavo o pescado blanco, arroz hervido, pan tostado o galletas tipo “maría”; y si se observa mejora, se introducirán vegetales hervidos o yogurt en pequeñas cantidades, lo equivalente a media taza.

 

La velocidad de la introducción de los alimentos dependerá del grado de mejora del paciente, por lo cual deberá de seguirse meticulosamente la reacción del aparato digestivo ante la ingesta de los alimentos.

Los alimentos a evitar
Hay que ser cuidadosos en no ingerir alimentos como las peras, ciruelas o coles de bruselas. También habrá que evitar la mayoría de los lácteos, leche y quesos en general, ya que contribuyen a la formación de heces blandas y acentúan el problema de la diarrea.

 

Obviamente, no es recomendable ningún alimento frito o empanizado y se sugiere no tomar café, picante o aderezos como la mostaza o la salsa de soja, ya que resultan agresivos al estómago en condiciones normales y podrían ocasionar problemas más serios.