Amor en tiempo de crisis: cómo planificar una boda económica

En momentos de vacas flacas organizar una boda económica acorde a nuestro presupuesto es más fácil de lo que parece. Tan sólo hay que apretarse el cinturón y dedicarle tiempo

Ha llegado el momento y habéis tomado la decisión de casaros. Ahora viene lo mejor: organizar la boda. Pero ¿cómo planificar una boda económica ajustada a vuestro presupuesto? Es muy sencillo. Dedicándole más tiempo y recursos inventivos. Por supuesto, la ilusión no se debe perder. Si dejamos que nos la organice alguna empresa especializada, el presupuesto se nos puede ir por las nubes. Debemos organizarla nosotros mismos.

Cómo organizar una boda sin morir en el intento
Lo primero que hay que decidir es la fecha. Esto es importante ya que, si decidís casaros en fechas fuera de lo normal, como por ejemplo en otoño o en invierno, conseguiremos una boda más económica, porque los restaurantes en temporada baja os pueden hacer mejor precio e incluso, ofrecen muchos descuentos para la luna de miel.

Otra opción de ahorro para una boda económica son los trajes y complementos. Tanto el vestido de novia como el traje del novio se pueden alquilar. Al fin y al cabo, sólo se usarán un día. Podemos utilizar complementos prestados de familiares cercanos si recientemente se han casado. Con respecto al ramo de la novia, podemos elegir un ramo de calas, de 3 unidades por ejemplo, atadas con un bonito lazo. Es una opción muy elegante a la vez que sencilla.

Las fotos y el vídeo es otro gasto importante a tener en cuenta a la hora de planificar una boda económica. Hoy en día los estudios fotográficos cobran una suma importante de dinero por realizar el reportaje fotográfico completo, cosa que podemos hacer nosotros mismos. Para ello, podemos buscar algún fotógrafo autónomo que cobre por horas. Seguro que sus honorarios son menores que los de un estudio de fotografía. El vídeo podemos encargarlo a algún familiar que disponga de cámara. De esta manera ahorraremos mucho dinero.

La luna de miel
Casi todos los novios van a una agencia de viajes a contratar la luna de miel. Pero para organizar una boda económica, hay que hacer justo lo contrario. Normalmente, los paquetes vacacionales de las agencias de viajes cobran un buen suplemento por ser luna de miel. Y la única diferencia es que os dan la suite nupcial (casi igual que las demás que os puede ofrecer cualquier hotel) y os ponen un detalle de bienvenida. Por ello y para ahorrarnos un buen dinero, reservaremos el avión o el medio de transporte y el hotel por nuestra cuenta. Además, en todos los hoteles puedes escoger excursiones y pagarlas según vuestro presupuesto.