Arroz crujiente con gambas al estilo chino

Hágalo de modo fácil y económico y logre un plato digno del mismísimo Beijing

Si visita de vez en cuando restaurantes chinos y le sorprenden los sabores y texturas típicas de la comida que allí se sirve, le gustará saber que usted, sin gastarse demasiado dinero ni ser un as de los fogones y las cacerolas, puede preparar en su casa esas delicias que tanto le gustan, como el arroz crujiente con gambas al estilo Chino.

Ingredientes (para 4 personas)
Arroz Basmati. 500 gramos
Escoja arroz basmati para un arroz crujiente. Hay otros más baratos, pero el arroz no le quedará crujiente. Un arroz que no sea crujiente es un motivo de despido del cocinero del restaurante. Téngalo en cuenta.

Jamón dulce. 150 gramos
También llamado de York. No se le ocurra tomar jamón serrano y echarle azúcar. No es lo mismo, y, además, se gastará más dinero.

Gambas. 250 gramos
Aquí puede comprar colas de gambas, gambas enteras o lo que quiera, siempre que tenga presente que al arroz deberán ir peladas. Lo más económico es comprar colas de gambas peladas y congeladas, pero si le hace ilusión comprarlas sin pelar y pelarlas usted mismo, pues es su decisión.

Guisantes. 250 gramos
Congelados, los hay a montones en cualquier congelador de cualquier supermercado.

Huevos

2 cucharadas soperas del aceite que usted prefiera (oliva, girasol...)

2 cebollas picadas

Sal

375 ml de agua

Preparación del arroz crujiente al estilo chino
Prepare la tortilla con los huevos, y córtela en tiras. En una sartén grande rehogue con el aceite la cebolla, hasta que esté ligeramente dorada. Añada los guisantes, las gambas y la tortilla, y remueva ligeramente. A continuación eche el arroz, rehogue dos minutos, y añada el agua y sal al gusto. Cuando comience a hervir, ponga el fuego a media potencia y tape. Remueva aproximadamente cada tres minutos. Cuando todo el agua se evapore, el plato estará listo. Ya ha preparado su propio arroz crujiente con gambas al estilo chino. Sírvase y disfrute.