Bebidas de verano: cómo preparar un café con hielo

Bebidas como el café con hielo pueden sofocar la sensación de calor extrema. Su elaboración no requiere mucho esfuerzo y el resultado es una bebida muy refrescante.

En verano las temperaturas suelen subir mucho, por este motivo es necesario ingerir bebidas que puedan aplacar un poco la sensación de bochorno al mismo tiempo que hidratan. El café con hielo es una excelente bebida que ayudará a refrescar en los momentos con temperaturas más altas, además su elaboración no costará mucho dinero ni tiempo.

Ingredientes

Esta receta de café con hielo se puede aplicar a cualquier tipo de café, dependiendo de los gustos del consumidor. Es posible hacer café bombón con hielo, o quizá café irlandés con hielo. Quizá el más sencillo sea el café normal, el de toda la vida, aderezado con una bola de helado. Para ello se necesitará, media taza de café templado, un vaso de hielo picado, azúcar, una bola de helado de vainilla y una copa ancha.

Preparación

Si se quiere probar un buen café con hielo, lo importante es hacer el café en la cafetera, nada de usar uno soluble. El procedimiento es el siguiente, se abre la cafetera se pone agua en la parte inferior, se tapa con la rejilla y se coloca en ese hueco el café. Se cierra la cafetera y se pone en el fuego hasta que el agua empiece a hervir. Cuando termine de salir el café se aparta y se reserva media taza que se dejará enfriar.

 

Cuando se tenga el café frío se procederá a tomar el hielo picado y a colocarlo en la copa ancha, hay que ser generoso por tanto se debe cubrir toda la superficie. Se mezclará previamente el café templado con el azúcar (a gusto del consumidor) y una vez realizada la mezcla se verterá sobre el hielo picado. Así ya se tendrá elaborado el café con hielo propiamente dicho.

 

Para finalizar se tomará una bola de helado, puede ser de vainilla pero como siempre este punto dependerá de lo que uno quiera en ese momento. La nata también queda muy bien con el café, o el clásico chocolate. Se coloca la bola de helado sobre el café con hielo y ya estará terminada la bebida refrescante del verano.