Beneficios de desayunar zumo de naranja recién exprimido.

Desayunar zumo de naranja cada mañana ayuda al sistema digestivo y ayuda a prevenir posibles enfermedades, además de ser una forma sana y fresca de comenzar el día.

El desayuno es la comida más importante del día, por lo que es importante tomar productos naturales, lácteos o hidratos de carbono como el pan. Por ello, tener el hábtio de desayunar zumo de naranja o de frutas, son indispensables a la hora de mantener una dieta sana, equilibrada y comenzar el día con energía.

La dieta mediterránea.
En la pirámide alimenticia, la dieta mediterránea sitúa en la base de su alimentación el consumo de pan, cereales, legumbres, frutas y verduras como consumo diario, seguido muy de cerca de una alimentación basada en productos naturales y frescos entre los que se incluye el zumo de naranja.
Por ello, desayunar zumo de naranja contribuye a llevar una alimentación adecuada, controla el peso y mejora los procesos de anemia ya que ayuda a la hemoglobinización de la sangre. Es por ello, que el hierro debe tomarse acompañado siempre de zumo de naranja. Además, desayunar zumo de naranja mejora el estado de ánimo, aportando la energía necesaria para comenzar el día.

Propiedades de la naranja.
Desayunar zumo de naranja o tomarlo entre comidas cuenta con efectos muy positivos en el organismo debido a sus propiedades. Entre ellas, se encuentra la de poseer gran cantidad de vitaminas, A, B, C y G, que previenen contra enfermedades como el escorbuto, producen colágeno y su efecto anticancerígeno hacen que desayunar zumo de naranja sea un complemento indispensable en la dieta.

Beneficios de incluir el zumo de naranja en nuestra dieta.
Esta bebida recién exprimida contiene altas dosis de antioxidantes y de vitamina C. Uno de los papeles más importantes de los antioxidantes en el organismo es el antienvejecimiento y la potenciación de la inmunidad, por lo que desayunar zumo de naranja cada mañana, nos protege frente a enfermedades comunes como resfriados.
Además, es capaz de aliviar procesos de gastritis y episodios de úlceras ya que ayuda a su curación y evita los excesos de acidez. En este sentido, ayuda a su vez, a la recuperación tras una indigestión. Para estos casos, se recomienda consumirlo diluido en agua.
En cuanto a los beneficios que aporta el consumo de la vitamina C en nuestro organismo, se incluye el de ayudar a preservar la visión y la audición, mejorar la circulación sanguínea ya que disminuye la presión arterial, y la de ayudar a los enfermos de diabetes de tipo II a reducir problemas de visión, cicatricación de heridas y de infecciones.