Bollywood: claves de la mayor industria de cine del mundo

Desde el año 1913 hasta hoy, la realización es superior a 30.000 filmes en Bollywood, lo que posiciona esta producción como la más alta del mundo.

En 1913 se estrenó la primera película de Bollywood, nombre que poco a poco empieza a ser reconocido y respetado por occidente, naciendo como un apelativo popular en la década de 1970 al usar la fusión de los términos Bombay con Hollywood.

Temáticas de un cine Indio

La gran convocatoria que tiene el cine de Bollywood dentro de su país es en la medida en que han sabido desarrollar películas mitológicas y devocionales desde sus comienzos, donde los personajes principales son santos, poetas, pintores o músicos. Es en esta época donde se forman los géneros históricos, melodramas familiares y sociales.

 

Las sencillas historias que desarrollan los directores indios pueden ser vistas, entendidas y disfrutadas por gran parte de su población que sufre de analfabetismo. Disfrutar de combates entre buenos y malos siempre contara con influencias de relatos antiguos y esenciales de la cultura india, tal como lo hace el Ramayana.

Hacen las cosas distintas, con resultados distintos

Son muchas las extravagancias que pueden tener las películas Bollywood para un occidental, por la utilización de los mismos códigos audiovisuales pero con trasfondos ancestrales y mitológicos radicalmente diferentes. Ahí es donde reside el gran secreto de la industria, crear una masiva oferta cinematográfica con interés, tradiciones y gustos propios de su cultura.

 

Parte del atractivo universo de Bollywood recae en la variada selección de artistas musicales para su banda sonora. Luego se interpretan estas canciones en las películas con distintos coros y coreografías que realizan los personajes que ya son todo un objeto de culto. Esto provoca una versatilidad especial en el cine de India y al mismo tiempo asegura su éxito.

 

La industria Bollywood da mucha importancia a los trabajos del director musical, compositores y letristas que trabajan en la banda sonora, tanto como a los directores y guionistas. Esto sucede por la gran asistencia del público cuando las canciones de la película triunfan antes. Otra labor importante es la que tienen los cantantes que doblan a los actores.