Buenos Aires: una travesía en canoa por el Tigre

Una de las atractivas y singulares actividades que se puede disfrutar en Buenos Aires es el paseo en canoa por el Tigre, un deleite visual para todos los públicos.

Al norte de la ciudad de Buenos Aires nos espera una experiencia única con sensaciones de otra época, pasear en canoa por los fascinantes arroyos y ríos del delta del Tigre. Una aventura inolvidable, de unas dos horas, en una canoas muy particulares.

Canoas como medio de transporte

Una singularidad de esta travesía es la embarcación a utilizar: la canoa. Cada una de ellas, con capacidad de hasta seis personas, es única y se elabora con maderas muy selectas, resistentes y de muy accesible mantenimiento y uso para los intrépidos navegantes de la travesía. La adaptación a los ríos y lagunas es impecable.

 

Se ofrecen distintos modelos de canoas artesanales canadienses de madera. El modelo Gambado destaca por su eficiencia y su línea moderna, el Fulminante es el más clásico y tradicional, el Gran Paraná es muy estable y permite amplias cargas y el Haush que es un kayak muy estético y eficaz.

 

Los remos y palas son artesanales y están construidos a medida. Así, disponen de palas macon o hacha para las embarcaciones de paseo, palas de cuchara larga o de cuchara corta para kayaks o las palas para surf, embarcación canadiense o hawaiana.

Remando por el Tigre

Existen diferentes excursiones con diversos recorridos que se adaptan a las necesidades del público. Así, para todas las edades y familias se ofrece un paseo por las islas del Delta del Tigre, también hay la posibilidad de disfrutarlo por la noche o de navegar en excursiones a medida con salidas privadas, para grupos o para empresas.

 

La travesía permite apreciar la sedimentación del Delta, disfrutar del silencio perturbado por la acción de los remos contra el agua, del sonido de las aves, apreciar la diversa naturaleza de acacias, sauces, cipreses, anacahuitas, ceibos e incluso casuarinas que embellecen y reflejan las aguas del Delta del Tigre.

 

Esta iniciativa muy loable de turismo ecológico en canoa permite surcar ríos, lagos y lagunas con la ayuda de la imaginación y unos particulares remos. El precio oscila entre los 80 y 110 dólares por persona, incluye guías del lugar, clases de navegación, algún refresco y alimento, equipación y seguros.