Calcular tiempo de embarazo con los diagnósticos in vitro

Las nuevas tecnologías permiten realizar una aproximación sobre el tiempo de embarazo utilizando los diagnósticos in vitro.

Si la decisión de pareja está tomada y aún tienen dudas de cómo calcular tiempo de embarazo, se les aconseja acudir al ginecólogo para que realice una revisión de tipo general y señale los pasos a seguir. Para procrear naturalmente es imprescindible tener relaciones sexuales completas, donde el espermatozoide y el óvulo tengan las condiciones adecuadas para la fecundación.

¿Qué pasa si no se logra el embarazo deseado?
Cuando las condiciones no son propicias para concebir de manera natural, se habla de infertilidad de la pareja, como la incapacidad de la mujer en embarazarse tras un año de relaciones sexuales habituales sin protección.

Son numerosas las causas que pueden producir esterilidad en la pareja, y las técnicas ginecológicas para producir la gestación se conocen como reproducción asistida.

Técnicas y tecnologías para asistir a parejas con problemas para procrear
Tras estudios y análisis de la pareja (ambos), los especialistas pueden optar entre la inseminación artificial, que implica (previo tratamiento del semen en el laboratorio) depositar los espermatozoides en la cavidad uterina o cuello uterino, y así favorecer la llegada de los gametos al útero; o la fecundación in vitro que consiste en extraer lel espermatozoide y el óvulo, depositarlos en una placa de laboratorio donde se lleva a cabo la fecundación, y posteriormente introducirlos en el útero de la madre.
Aún, siguiendo rigurosamente los pasos de cada técnica, no se puede calcular tiempo de embarazo, ya que va a depender del éxito de los tratamientos, que pueden demorar muuchos meses e incluso años en concebir, puesto que cada proceso se realiza tras cada periodo menstrual.

Calcular tiempo de embarazo tras fertilización asistida
Muchas mujeres que se están sometiendo a tratamientos para tener hijos se preguntan cómo calcular tiempo de embarazo. La respuesta varía según el tiempo que se demore en embarazar. Si ya lo ha logrado, se restan 14 días a la fecha de fecundación, y éste se considera la fecha de última regla que determinará la fecha probable de parto y las semanas de gestación.