Cocinar habichuelas guisadas según la receta de la abuela

Resulta muy recomendable disponer de un método para preparar habichuelas guisadas según la receta más tradicional para intentar reducir la nostalgia que implica vivir lejos del hogar familiar.

La falta de tiempo con la que afrontamos habitualmente la tarea de cocinar en la mayoría de los hogares actuales, hace que no consigamos preparar guisos tan sabrosos como estas habichuelas guisadas al estilo tradicional. Disponer de un poco de tiempo para cocinar hará que recordemos el sabor de las mejores comidas de la abuela.

Ingredientes necesarios para elaborar las habichuelas guisadas

  • Para un guisado de seis personas son necesarios 500 gramos de habichuelas negras o pintas, un trozo de tocino de unos 150 gramos, un hueso de codillo, una cebolla mediana, dos dientes de ajo, veinte centilitros de vino tinto, cinco cucharadas de aceite, dos clavos de especia, una cucharada de harina, agua y sal.

 

Modo de preparación de las habichuelas guisadas

  • Lo primero que debemos hacer es poner las habichuelas a remojo el día anterior y en agua fría. Al día siguiente hay que cocerlas cubriéndolas apenas con agua y escurrirlas en cuanto empiecen a hervir quitándoles toda el agua. Se cubren nuevamente con agua fría y se añade el tocino, el hueso de codillo y los clavos. Se deja cocer así a fuego lento durante unos noventa minutos, aunque depende mucho del tipo de habichuelas que estemos utilizando.

 

  • Mientras se hacen, en una sartén pequeña ponemos el aceite a calentar y una vez esté en su punto le echamos la cebolla y los ajos muy bien picados. Una vez comiencen a dorarse, se echa la harina y se le dan unas vueltas con una cuchara de palo, así al cabo de un par de minutos se añade el vino tinto poco a poco.

 

  • Después se echan las habichuelas bien escurridas, se añade la sal y se dejan cocer otros treinta minutos. Hay que procurar que queden caldosas pero solo ligeramente. Una vez listas, se sirven en una fuente honda con el tocino bien cortado en trozos.

 

Consejos para ganar tiempo en su preparación

  • En cuanto se produzca el primer hervor, se pueden cocer las judías en una olla exprés, con el tocino, el clavo y el codillo. Se destapan después de unos treinta minutos y se continúa la receta, aunque de esta forma desvirtuamos ligeramente la receta de la abuela.