Código bancario IBAN: definición y usos

El código iban es una dato presente en las cuentas bancarias de países pertenecientes a la Unión Europea.

En algunos extractos bancarios y cuándo se accede a los datos de la cuenta a través de la oficina online en internet, aparece un código denominado IBAN del cual los bancos no suelen informar a sus clientes pero que tiene gran utilidad, pues se emplea para facilitar y economizar las transferencias bancarias entre cuentas pertenecientes a bancos de la Unión Europea.

Qué es
El código IBAN es una cadena que consiste de ocho u once caracteres. Su creación y uso fué acordada en base a la regulación 2560/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa, con el objetivo de facilitar la realización de pagos internacionales dentro de los países miembros de la Unión Europea.

Su estructura se compone siguiendo el formato ISO 13616:1997, de modo que los dos primeros caracteres identifiquen al país receptor. Los dos caracteres siguientes sirven de control para asegurarse de que el número de cuenta es correcto, y finalmente se sitúan los caracteres que identifican la cuenta. En España son veinte dígitos, pero en otros países de la Unión Europea ésta cifra es diferente, pudiendo llegar a tener treinta caracteres.

Beneficios
Antes de la aparición del código IBAN, las transferencias internacionales dentro de los países pertenecientes a la Unión Europea se tenían que hacer de forma manual, lo cual originaba unos altos costes de gestión que gravaban en gran cuantía los gastos asociados a la transferencia.

El código IBAN se empezó a aplicar en 2003, y gracias a su empleo, las transferencias bancarias dentro de la Unión Europea pasaron a hacerse de forma automatizada, lo cual ahorra gastos de gestión.

Tanto la automatización de las transferencias internacionales entre países pertenecientes a la Unión Europea como el uso de una misma moneda común, el euro, lo cual conlleva no requerir cambios de moneda, y el consiguiente ahorro de gastos de permuta monetaria, ha hecho factible la realización de transferencias sin costes ni para el emisor ni para el receptor de la transferencia bancaria.

Identificación de países
Al ser los dos primeros caracteres del cógido IBAN la identificación del país en el que se localiza la cuenta bancaria, es posible conocer a qué país pertenece una cuenta a través del IBAN. Por ejemplo, a Andorra le corresponden los caracteres AD, a Austria AT y a Suiza CH. Como se puede observar, los caracteres identificativos en el IBAN del país al cual pertenece la cuenta se correponden con las iniciales de su denominación en la lengua correspondiente del país.