Colores de moda para pintarse las uñas

Este invierno, nos vamos a pintar las uñas en colores oscuros, preferentemente opacos. La manicura francesa se reinventa y vuelven las formas ovaladas.

Unas manos hidratadas, limpias y bien cuidadas dicen mucho a favor de una persona. Y para conseguirlas es muy importante prestar especial atención a las uñas. Al igual que con nuestra piel, debemos cuidar su hidratación, que no aparezcan estrías y fortalecerlas para que no se rompan con facilidad. En el caso de las manos femeninas, además, es indispensable darles la forma adecuada y pintar las uñas en los tonos de moda cada temporada si queremos conseguir un look perfecto.

Colores fuertes para el invierno

Las nuevas tendencias en esmaltes de uñas para la próxima temporada de otoño-invierno apuestan muy claramente por los colores intensos, en brillo o en mate, aunque hay cierta preeminencia de los segundos. Colores como el azul en sus tonalidades más oscuras, el negro, el gris, el verde cobalto, el amatista, el plata, el dorado, el bronce o la gama de morados y el clásico rojo son las propuestas más destacadas de las grandes firmas de cosméticos.

 

Combinar colores será uno de los must a la hora de pintar las uñas, sobre todo si con ellos se reinterpreta la tradicional manicura francesa, cambiando el blanco y el nude, por ejemplo, por la unión de blanco y negro, dorado y azul o incluso el rosa y el naranja para las más atrevidas.

Nuevas formas y alternativas discretas

Para las mujeres más tradicionales, que no quieren arriesgar al pintar las uñas, la mejor alternativa serán los tonos tierra -como el marrón chocolate-, el teja -con clara inspiración vintage- o el efecto nude, utilizando suaves colores caramelo, casi imperceptibles, que pueden combinarse también en una manicura francesa con el negro. Con ellos se consiguen manicuras discretas y muy sofisticadas.

 

En cuanto a las formas, parece que las uñas totalmente cuadradas quedan atrás. La nueva intención es alargar las uñas algo más que en verano y para ello se buscan líneas menos rectas, optando por una forma ligeramente ovaladas. Sin embargo, las uñas demasiado largas siguen sin estar de moda y se recomienda un término medio.