Cómo afilar las tijeras sin un afilador

Hay ocasiones en las que necesitamos utilizar las tijeras, pero estas no cortan y no disponemos de afilador. Superar este inconveniente es muy sencillo ya que podemos afilarlas nosotros mismos conociendo los siguientes métodos sobre cómo afilar las tijeras.

Tras varios usos, las tijeras suelen perder su capacidad de corte y no siempre se dispone de un afilador para solucionar el problema. Sin emabrgo, usted puede afilarlas en su propia casa de un modo muy sencillo y eficaz, siguiendo una serie de pautas para saber cómo afilar las tijeras.

La piedra pómez

  • La piedra pómez, la misma que usted emplea para limar las durezas de la piel, puede ser utilizada para afilar tijeras. Conocer cómo afilar las tijeras con la piedra pómez es tan sencillo como frotar la piedra contra el filo, de forma repetida y con suficiente energía.

 

  • Unas diez pasadas suelen ser suficiente para que las tijeras vuelvan a tener una buena capacidad de corte.

 

Papel de lija de grano fino

  • Saber cómo afilar las tijeras con papel de lija de grano fino resulta muy cómodo y sencillo. Solamente debe tomar un trozo de papel de lija de grano fino, por ejemplo, un trozo de diez centímetros de ancho y doce de largo; y cortarlo con las tijeras que queremos afilar.

 

  • Bastará con realizar diez cortes que cubran al cortar todo el filo de la tijera. Una vez hecho esto tendrá de nuevo unas tijeras bien afiladas.

 

Un buen lapicero como eficaz aliado

  • El grafito de una lapicero es una excelente ayuda, y cómo afilar las tijeras con él es tan simple como tomar un lápiz de los que escribe en gris, y frotar la punta de la mina, de costado, sobre el filo de la tijera, como si quisiéramos realizar sobre el filo de la tijera un sombreado en gris.

 

  • Tras pasar el lápiz de dicho modo unas cuantas veces, solo necesitaremos limpiar el grafito que habrá quedado sobre la tijera con un paño suave, para poderlas usar sin problemas .