Cómo ahorrar espacio con mi lavadora

La lavadora es un electrodoméstico imprescindible para el hogar, y si se sabe colocar de forma adecuada, ahorrar espacio es muy sencillo.

La falta de espacio en las viviendas modernas supone un problema para la adquisición de útiles electrodomésticos. Sabiendo situar eficazmente la imprescindible lavadora, podremos disponer de espacio en nuestro piso sin tener que renunciar a la comodidad y las ventajas que supone el uso de este gran invento.

En el cuarto de baño

  • Situar la lavadora en el cuarto de baño es un método muy eficaz de ahorrar espacio, ya que podemos colocar estanterías sobre su parte superior, o un mueble, y así poder guardar en él los utensilios para el baño, como el gel, el champú, las herramientas para el afeitado, las compresas o la colonia. También puede haber espacio para los pequeños electrodomésticos como secadores, rizadores y planchas para el cabello, así como toallas y albornoces.
  • Y si, además, acoplamos el desagüe con la cisterna del váter, podemos ahorrar agua reutilizando el agua de lavado como descarga para la cisterna; la cual además, al ir con detergente, hará más sencilla la limpieza del váter. 
  • También se gana en comodidad, pues podemos quitarnos la ropa para ducharnos e introducirla directamente en la lavadora, lo cual hará innecesario un cesto de ropa sucia en el baño, logrando con ello un importante ahorro de espacio.

En la cocina

  • La mejor manera de ahorrar espacio si se decide situar la lavadora en la cocina, es colocarla bajo la encimera, o incrustada en el hueco de un mueble de cocina que sea del tamaño exacto que necesite.
  • Para no tener que dejar un amplio hueco a cada lado del electrodoméstico para cuando se necesite sacarla para limpiar el piso, u otro menester; es conveniente asentarla sobre un tabla con pequeñas ruedas, que la eleven ligeramente, pero faciliten su extracción del hueco en caso necesario. Lo más habitual es colocar ruedas de plástico rígido de ocho centímetros de diámetro.
  • La plataforma la podemos fabricar nosotros mismos con una tabla de la medida de la cubierta superior de la lavadora, cuatro ruedas con sus correspondientes tornillos, y una taladradora, o encargarla hacer al carpintero, dándole las medidas de la tapa superior de la lavadora.

Opción de secadora

  • Existen en el mercado lavadoras que, a su vez, son también secadoras. Son una buena opción si no disponemos de espacio suficiente para tender la ropa, o si se desea poder emplear para otros usos el espacio destinado originalmente para tal fin, como es el caso de las viviendas que tienen el tendedero en un pequeño patio privado, o comunitario, pero con derecho de uso exclusivo.
  • Debemos tener cuidado con el tipo de ropa que introducimos en la lavadora-secadora, pues hay prendas no adecuadas para ser secadas así. Las reconocerá porque en la etiqueta de la prenda se indica "no apta para secadoras automáticas".