Cómo ajustar con éxito tus horarios con los de tus hijos.

Modificar tus horarios para adaptarlos al de tus hijos, es de suma importancia si consideramos que su futuro depende de el tiempo que invirtamos en ellos.

Los hijos tienen muchísimas necesidades y solo en sus padres pueden encontrar un refugio donde podrán pensar, desarrollarse y aprender de forma óptima los mecanismos para enfrentar la vida. Modificar tus horarios al de ellos se hace imprescindible para conocerlos y enseñarles con más éxito.

Necesidades de los hijos
Los niños y adolescentes son especialmente vulnerables cuando se trata de necesidades, ya que sus cerebros no están completamente desarrollados ni tienen las experiencias necesarias para actuar o reaccionar ante la vida de la mejor manera. Adaptar tus horarios es prioritario.

La familia promedio
Existen índices que muestran registros alarmantes. Según una encuesta realizada en Inglaterra se dice que los integrantes de una familia están juntos 49 minutos diarios en promedio, incluidos fines de semana.
Lo extraño, es que en las encuestas la mayoría de las personas declara que lo más importante es la convivencia familiar, pero a la hora de preguntarles por qué no pasan mas tiempo con sus hijos, dan como explicación que están más tiempo fuera para ganar más dinero para ellos. Es necesario ajustar tus horarios al de tus hijos.

Métodos para ajustar tus horarios
Lo mejor para empezar, es observar de forma detallada la utilización que se le está dando al tiempo actualmente, creando un registro de actividades diarias para toda la semana en una agenda que es necesario llevar todos los días. Observa en qué actividades estás perdiendo tu tiempo día a día.
Lo siguiente, es crear una lista de actividades diarias para optimizar mejor tu tiempo, incluyendo obviamente el tiempo en el que estar con tus hijos. Lo que se debe hacer aquí es separar diariamente las tareas realmente importantes, para omitir aquellas en donde se está perdiendo el tiempo. También se debe incluir en la agenda el tiempo necesario para hacer la lista del día siguiente.

 

Lo ideal cuando te plantees tus horarios, es que tengas en cuenta que es imprescindible ver a tus hijos todos los días y dedicarles un poco de tiempo con afecto, interesándote por lo que vivieron en su jornada. También es buena idea que les cuentes lo que hiciste en el día.

 

Hacer una sola cosa a la vez, es lo mejor para ejecutar bien todas las tareas y no perder el tiempo haciendo de nuevo todo. Importa más el tiempo de calidad que se pase con los hijos, que el tiempo que se "gaste en ellos" llevándolos a un lugar entretenido y caro.  Los fines de semana son los días fuertes en que debes compartir tus horarios con ellos. No es necesario llevarlos a algún lugar caro, lo importante es intercambiar con ellos experiencias, gustos, mostrarles tu afecto apoyándoles y fortaleciendo su autoestima.