Cómo alistarse en la Marina: procedimientos y reflexiones

Alistarse en la Marina puede ser una buena opción, pero hay una serie de matices que se deben de tener en cuenta a la hora de tomar tal decisión.

Si tienes espíritu de lucha y tu fuerte es el rigor, la constancia y prestar servicio a los demás, alistarse en la Marina es una opción muy válida a tener en cuenta en tiempos de crisis como los de ahora. Como todo en esta vida, la historia tiene unos puntos que han de ser de conocimiento obligatorio y más si queremos formar parte de ella, pero todo eso no ha de ser óbice a la hora de ingresar, pues ningún sueño es imposible de alcanzar.

La Marina y lo que significa
Lo primero que se debe tener en cuenta para alistarse en la Marina es que no todos los que ingresan y están en la Marina viven en el mar o son marineros. En primer lugar, debemos de aprender a diferenciar: la Armada Española es la rama marítima de las Fuerzas Armadas Españolas y dentro de esa primera Armada se incluyen el Cuerpo General y el Cuerpo de Infantería de la Marina. Esta dotación militar española es una de las más antiguas del mundo habiendo sido incluso durante mucho tiempo la fuerza naval más potente del planeta. Actualmente, está equilibrada en fuerzas respecto a la italiana para ser la sexta-séptima más potente de las existentes entre todos los países. La componen 95 buques y unos 25.000 efectivos y sus bases más importantes, dato a tener en cuenta, están asentadas en Madrid, Rota, Ferrol, Cartagena, San Fernando y Las Palmas de Gran Canaria.

Diferentes puestos a elegir
Como comentamos, alistarse en la Marina no es sólo navegar, es más, marineros son la parte de efectivos que realmente eligen serlo. De esta forma existen mandos, marineros, soldados, personal para labores de intendencia, escribientes, buceadores, pilotos, paracaidistas y un largo etcétera. Son cuerpos que siempre necesitan personal, pero es realmente importante saber a dónde queremos llegar. El trabajo es seguro, pero hay que reunir una serie de requisitos y comprender la dinámica de lo que realmente significa pertenecer a este cuerpo.

Pasos a seguir para ingresar
Si lo tienes claro y alistarse en la Marina es tu deseo, primeramente deberás pedir una cita previa. Para ello se ponen a tu disposición distintos métodos como puede ser por teléfono, personalmente en la Delegación de Defensa de tu ciudad, por fax o correo certificado, rellenando un formulario por Internet o entregando la solicitud en cualquier cuartel de la Guardia Civil.

 

Posteriormente te avisarán para presentarte en el Centro de Selección correspondiente. Los requisitos son básicos, es necesario tener la nacionalidad española, tener entre 18 y 29 años de edad, carecer de antecedentes penales, poseer el Certificado de Escolaridad, superar pruebas medicas, teóricas y practicas y por último cumplir con una serie de puntos secundarios que puedes comprobar (así como otros aspectos sobre el acceso al cuerpo) en la página www.soldados.com perteneciente al Ministerio de Defensa del Gobierno de España.