Cómo alquilar un coche económico en Grecia

Cómo encontrar las mejores ofertas de alquiler de coches en Grecia gastando poco y desde casa

Una de las formas más divertidas de conocer un nuevo país y moverse con libertad es utilizando un coche. No hay que depender de horarios, trenes o rutas predefinidas. Ya que el coche no es algo que quepa en la maleta, la solución es alquilar uno en el destino, en este caso, Grecia. El alquiler de coches en Grecia no es caro y da la libertad necesaria para hacer que la estancia se adapte a las necesidades de cada uno.

Planificación
Planificar el alquiler de coches en Grecia antes de la partida evitará sorpresas en el destino y facilitará el proceso ya que lo podremos hacer en nuestro idioma. Gracias al internet, podemos reservar el coche más adecuado y con las condiciones deseadas. La primera opción es utilizar el operador o agencia de viajes utilizada para planear el resto del viaje. Portales como Easyjet ofrecen al cliente cobertura internacional y una amplia gama de ofertas. También se puede utilizar cualquier página específica que ofrezca este servicio como "rental cars" o "holiday car". Éstas son páginas internacionales que permiten elegir el idioma para hacer la reserva, el modelo del coche, el punto de partida, etc.

Comparación
Antes de finalizar el alquiler de coches en Grecia, es bueno comparar distintas ofertas, ya que las ofertas pueden causar confusión. Hay que decidir la duración, el punto de partida, el modelo de coche y sobre todo comparar los precios. Algunas compañías ofrecen ofertas interesantes por períodos de una semana; otras, por día u hora. El precio diario medio oscila entre los 15 y los 30 euros, dependiendo del modelo y de la localización.

Consejos útiles
Especialmente al tratarse de un país extranjero con una lengua diferente, una vez más, hay planificar la estancia. Tras finalizar el proceso de alquiler de coches en Grecia, conviene buscar información local sobre mapas o posibles restricciones de tráfico. Buscar un mapa de la zona, aprender frases útiles obre cómo pedir indicaciones o localizar un taller en caso necesario, es importante para evitar problemas.

Así mismo, hay que repasar detenidamente las condiciones de uso de la empresa que nos alquila el coche así como las responsabilidades, el seguro del coche, y asegurarse de que la "letra pequeña" no cause sorpresas posteriormente.

Por último, solo queda relajarse y disfrutar del viaje.