Cómo aprender a bailar breakdance

El breakdance es un género musical que se baila mejor en las calles, por lo que la mejor opción para aprender será relacionarse con gente que ya practique este baile.

El breakdance es uno de los géneros urbanos por excelencia. Muchos jóvenes intentan bailarlo sin éxito, mientras muchos otros que poseen mayor elasticidad y torsión logran piruetas que más de un gimnasta envidiaría. El tipo de música se presta para bailarlo de esta manera, ya que es una mezcla de rap y música electrónica, con un ritmo bastante particular.

Cómo aprender a bailar breakdance

La mejor manera para aprender a bailar breakdance es de persona a persona. Los jóvenes que suelen bailar en las calles son los mejores profesores, ya que conocen las técnicas y maneras de aprender la danza sin demasiada teoría, yendo directamente a la práctica, directamente al baile. Es por ello que suelen bailar muy bien.

 

Antes de esto, sin ningún lugar a dudas, es necesario conocer a la gente que oficiará de profesor. Si no se poseen contactos con gente aficionada al breakdance, será necesario comenzar a generar dichos contactos, ya que se comparten los mismos gustos musicales y las mismas ganas de bailar. Junto a ellos se aprenderá mejor que en ningún otro lado.

Academias y cursos

Si bien existen muchos lugares de enseñanza de baile, pocos poseen la especialidad de breakdance. Algunos poseen buenos profesores especializados en la materia, pero otros no tanto, y es por ello que habrá que elegir muy bien antes de anotarse y terminar perdiendo el tiempo en algo que no servirá.

 

Otra manera de aprender a bailar breakdance son los cursos con vídeos. A través de las sucesivas clases, las personas interesadas pueden aprender los conceptos básicos de la danza y algunos pasos que luego servirán para especializarse. A través de Internet es posible conseguir muchos de estos vídeos.

 

Este tipo de música posee un estilo muy personal, de manera que resulta casi imposible no bailarla, por lo menos, rítmicamente. Es por ello que a través de coreografías y vídeos explicativos es posible armar una rutina hogareña e incorporar los bailes más básicos. Luego habrá que perfeccionarse para poder bailar mejor.