Cómo aprovechar el agua: consejos para agricultores

El agua es cada día más un bien escaso, por lo que son necesarios sistemas de riego que permitan conservar y aprovechar el agua para los cultivos de la forma más eficientemente.

En la actualidad el recurso hídrico, como es el agua, se está haciendo cada vez más escaso, especialmente en el sector agrícola donde se utiliza mayores cantidades de este recurso. Las formas de conservar y aprovechar el agua está en relación al sistema de riego que se utilice, cuya finalidad es lograr un uso eficiente del agua, sin comprometer el bienestar del cultivo.

Plan de Riego

Una forma de aprovechar el agua de riego es basarse en un Plan de Riego efectivo. El Plan de Riego busca el mayor beneficio del cultivo a través de la utilización del agua, lo que implica conocer la frecuencia de riego que se debe aplicar y la cantidad de agua que demanda el cultivo. Un riego es efectivo cuando humedece el suelo hasta la profundidad donde se encuentra el mayor número de raíces del cultivo, no es efectivo el que desborda en el suelo.

 

Con un Plan de Riego adecuado se puede elegir entre los distintos Sistemas de Riego que se adecuen en mayor medida a conservar y aprovechar el agua de riego disponible. Se debe tener en consideración cuando las plantas necesitan agua para poder brindarles en el momento oportuno, que el agua llegue uniformemente a cada parcela en la cantidad que sea necesaria.

 

 

Es recomendable verificar que en el terreno no haya ningún desperdicio de agua, evitando que escurra por otras superficies fuera del cultivo, lograr aprovechar el agua de riego al máximo. El aprovechamiento del agua no sólo está dirigido al uso eficiente del riego, sino también al agua de lluvia, sembrando en base a las estaciones en las cuales hay mayores lluvias y usar barriles para acumularla.

 

El sistema de riego más adecuado

  • El Sistema de Riego por Gravedad consiste en dividir la siembra en surcos conectados por una acequia regadora por la cual pasará el agua. El principal requerimiento de este sistema es que los surcos tengan una pendiente descendente para que el agua pueda fluir. Su principal ventaja es que los costos sin mínimos, sin embargo la eficiencia en el uso del agua es muy baja, por tal a la larga puede ser costosa su aplicación.
  • El Sistema de Riego por Aspersión imita la caída del agua en forma de lluvia a través del uso de tubos de aluminio conectados a un aspersor hacia dónde se desea realizar el riego. También se necesitará equipos de bombeo para impulsar el agua hacia los tubos, desde la fuente de agua que se tenga. La ventaja es que se puede utilizar en suelos desnivelados, sin embargo suele ser costoso y no llega a ser 100% uniforme en el riego del cultivo.
  • El Sistema por Goteo permite aprovechar el agua de riego eficientemente, pudiendo aplicarse en zonas áridas. A través del riego por goteo se puede humedecer la parte en dónde se concentra las raíces de las plantas. Este sistema está formado por pequeños tubos surtidores con filtros de agua, siendo un poco costoso, pero disminuye considerablemente el volumen de agua a utilizar.