Cómo arrancar un coche correctamente

El conocer las diferentes maneras de arrancar un coche nos permitirá protegerlo de averías y fallos mecánicos en el futuro, alargando así su vida útil.

El auge del transporte privado y básicamente del coche, especialmente en periodos vacacionales, hace necesario conocer cómo hay que arrancar un coche de forma correcta. Según cómo se ponga en marcha el vehículo se ahorrará combustible y se protegerá el motor frente a algunas averías.

Beneficios de un arranque inteligente
Arrancar un coche de forma correcta e inteligente pasará por entender la gran cantidad de beneficios que esta práctica reportará al vehículo, al medio ambiente e, indirectamente, a nuestra economía. Según cómo se inicie la marcha y cómo se ejecuten los primeros segundos de movimiento del vehículo, se incidirá en mayor o menor medida al consumo de combustible y por tanto a un ahorro energético, económico y ecológico.

 

 

De la misma manera, arrancar un coche correctamente y de forma lenta y pausada, ayudará a proteger muchas de las piezas mecánicas y juntas del vehículo

Cómo arrancar un coche correctamente
Arrancar un coche correctamente es sencillo. Distinguiremos dos clases de arranque ligeramente distintos según el vehículo sea a gasolina o bien a gasóleo o diésel y según estos sean de cambio automático o cambio manual.

 

La primera acción que se deberá hacer tras poner las llaves en su sitio es asegurarse de que todo el aparato eléctrico se encuentra apagado; es decir, las luces, la radio y el aire acondicionado; para evitar que el encendido del automóvil cause una sobre tensión que dañe los componentes o en el mejor de los casos, funda los fusibles.

 

A continuación, si el coche es de cambio manual, se pisará a fondo el embrague esté una marcha puesta o no y accionaremos la llave el mínimo tiempo posible para que el coche se encienda y pisaremos el pedal del acelerador suavemente un par de veces y sin acelerones. No pisar muchas y repetidas veces porque se negará el motor con la gasolina y no se podrá poner en marcha.

 

Con el coche en estado de ralentí (es decir encendido pero sin marcha) se podrán volver a conectar los elementos eléctricos. Si el coche es diésel se deberá esperar un minuto aproximadamente antes de iniciar la marcha, si el vehículo es gasolina podremos iniciar la marcha inmediatamente. En ambos casos el comienzo del trayecto se efectuará lentamente y sin grandes acelerones puesto que el coche, aun fío, podría dañarse.

 

Con todos estos datos y con un poco de buena voluntad para arrancar el coche se alargará la vida de nuestros autos y se mejorará nuestra economía particular.