Cómo arreglar las cejas con pinzas y hielo

Las cejas son el marco de la cara y lo que más expresión le da a la mirada. Por eso se debe cuidar su aspecto. Además, con la ayuda del hielo, arreglar las cejas puede resultar prácticamente indoloro.

Con mucho pelo o demasiado finas, muy largas o bien cortas, unidas en el entrecejo o separadas, existen tantas formas de lucir las cejas como mujeres en este mundo. Sin embargo, entre todas existe un común denominador: el deseo de arreglar las cejas de manera adecuada para resaltar el poder innato de la mirada. Con la ayuda de un poco de hielo y unas pinzas de depilar, no resultará complicado obtener unas cejas perfectas.

¿Por qué hielo?
Simplemente porque el hielo cumple la función de adormecer la piel, al igual que se aplica para calmar el dolor de un golpe. Usándolo en el área en dónde se va a extraer el vello, disminuye así la sensación de dolor. Para evitar mojarnos la cara con el hielo, lo que haremos será envolverlo primero en una bolsa de plástico y luego en un paño, para poder así aplicarlo cómodamente en la parte de la ceja donde vayamos a trabajar. Lo ideal para adormecer casi totalmente la piel es apoyar el hielo y dejarlo durante, al menos, un minuto e inmediatamente comenzar con la depilación antes de que se pase el efecto. Pero si esto sucede, repetiremos el procedimiento.

Pinza en mano
El único secreto en el momento de arreglar las cejas es que cada persona siga su estilo personal, acorde a las facciones propias de su rostro. Es por ello que, aquí, lo indispensable es ser ¡auténticas! Si es la primera vez que se va a dar forma a las cejas y no se está segura de cuál es la forma ideal para nuestras facciones, podemos probar a cubrirlas con un espeso antiojeras y dibujar con un lápiz de ojos las formas que creamos mejor se adaptan a nuestro rostro.

La forma correcta de extraer los vellos sobrantes de las cejas para lograr una forma bonita y prolija es uno a uno, tomándolos por la parte inferior y bien cerca de la raíz. Además es fundamental retirar principalmente los vellos de arriba del párpado móvil, así es cómo la ceja adquiere su mejor forma enmarcando a un ojo bien despejado. Por último, si dejamos más vello cerca del entrecejo y menos a medida que nos alejamos del mismo, lograremos una mirada mucho más sexy e intensa.