Cómo calcular el impuesto sobre las ventas

Para calcular el impuesto sobre las ventas, se necesitan comprender unos sencillos conceptos que ampliarán nuestra visión general del funcionamiento de los impuestos en el mercado

El impuesto sobre las ventas se aplica en el momento de traspasar o vender un producto o servicio, el cual está dado por un porcentaje específico que se cobra cada vez que se realiza una transacción y que depende del país en el que se haga. En este caso, se realizará el cálculo con un impuesto del 18% sobre las ventas. Lo importante es que el lector asimile la forma del método para que sea capaz de calcular el impuesto con cualquier porcentaje.

Entendiendo el impuesto
El impuesto sobre las ventas esta presente en cada etapa del producto, desde su realización hasta su llegada al cliente que finalmente paga la totalidad del impuesto generado. La mejor forma de enseñar el calculo del impuesto sobre las ventas es por medio de un ejemplo.

Supongamos que un comerciante compra un producto al por mayor por el que paga $1000, esto significa que pagó un impuesto de $180 a la persona que le vendió del producto. Luego este comerciante revende el producto por $1500 a un cliente que lo utilizará para fines personales y que no volverá a comercializarlo; este cliente paga un impuesto sobre las ventas de $270 al comerciante.

Cuando al comerciante le toque presentar su declaración de impuestos, solo pagará la diferencia entre el impuesto que generó y el que pagó, esto es que pagará $270 - $180 = $90, que es el valor del impuesto que el comerciante le agregó al producto con su venta. Por esto, la persona que paga la totalidad del impuesto es quien no le siguió agregando valor a un producto con su venta, por no poder descontar el impuesto pagado con otra transacción que lo financie.

Calculo concreto del impuesto
Los pasos concretos para calcular el impuesto sobre las ventas son multiplicar el precio de compra de un producto por el porcentaje del impuesto, luego este resultado deberá ser dividido por 100 y ya se tiene el valor de lo que se pagó en impuestos por la compra.

Si se quisiera poner un precio a algún producto que se compró para revenderlo, se necesitará calcular el impuesto ya pagado con el método antes mencionado, por ejemplo si se pago $180 en impuesto se deberá sumar $1000 + $180 = $1180 y luego agregar la ganancia que se desee por el producto, tomando en cuenta que a esa ganancia también se le descontará un impuesto.