Cómo calcular la fecha en la que se va a dar a luz

Después de confirmar su embarazo, las futuras mamás pueden recurrir a una técnica sencilla y práctica para calcular la fecha probable en la que darán a luz.

Aunque no es posible calcular la fecha exacta del parto, existe un método sencillo y práctico para pronosticar la semana probable en la que nacerá el bebé. Sin embargo, es importante considerar que solo se trata de un vaticinio, ya que el alumbramiento puede retrasarse o adelantarse a la fecha esperada.

La regla de Nagele

La regla de Nagele es una simple operación matemática que permitirá calcular la fecha en la que la futura mamá dará a luz. Consiste en sumarle al día de la ovulación el tiempo que normalmente dura un embarazo. Es decir, se deberán adicionar 280 días o 40 semanas al primer día de la última menstruación.

 

También se puede calcular de manera inversa. Al primer día de la última regla se le restarán tres meses y luego se le sumarán siete días para obtener el pronóstico esperado. Por ejemplo, si la última menstruación fue el 1 de marzo, la posible fecha del alumbramiento será el 8 de diciembre.

Algunas consideraciones importantes

No es posible calcular la fecha exacta del parto, ya que no se puede determinar el momento preciso de la concepción. Esto se debe a que después del acto sexual los espermatozoides pueden tardar algunos días en fecundar el óvulo de la mujer.

 

Si bien se consideran 40 semanas como el tiempo promedio del embarazo, algunos pueden durar menos o más de lo esperado. A partir de la semana 37 se considera que la mamá puede dar a luz sin ningún tipo de riesgo. Por otro lado, si el embarazo se prolonga hasta la semana 42 los médicos suelen inducir el parto para evitar complicaciones.

 

Por último, el obstetra es quien podrá calcular de mejor manera la fecha probable en la que se dará a luz. Las constantes ecografías y la evaluación permanente del embarazo lo ayudarán a determinar de mejor forma el tiempo del nonato. Sin embargo, no debe sorprender que la regla de Nagele se aproxime bastante a los pronósticos del especialista.