Cómo calcular los ciclos de nuestro biorritmo

Si conocemos nuestro biorritmo podremos sacarle provecho a nuestros mejores días y cuidarnos en los que no serán tan buenos; aprendiendo a calcularlo seremos capaces de lograr un mayor equilibrio en nuestras vidas.

La palabra biorritmo proviene del griego "bios" que significa vida y "rhythmos" que quiere decir cadencia. Se tratan precisamente de los ciclos energéticos de la naturaleza y todo aquello que la habita; pudiendo modificar la vida de las personas y sus estados de ánimo a nivel físico, emocional e intelectual divididos en períodos de 23 días cada uno.

Lo que debemos saber para conocer nuestro biorritmo

Para poder entender el biorritmo, es necesario conocer que este se compone de tres fases o componentes vitales que son; la fase activa, cuando nuestras habilidades se hallan en el punto más elevado, localizada en la parte de arriba del eje horizontal. La segunda es la fase pasiva que es cuando la curva se encuentra en su punto más bajo y por ende así lo están nuestras habilidades relacionadas con esta, se localiza en la parte baja del eje horizontal. Por último tenemos el día crítico que es cuando la curva cambia de la fase activa a la pasiva; es decir, cuando el eje horizontal cruza de arriba a abajo y representa el momento más delicado para la persona.

Los ciclos del biorritmo

Durante los días críticos de nuestro ciclo emocional no debemos tomar decisiones importantes; es posible que sean los días más favorables para aquellos que se dedican al arte. Sin embargo, durante lo días críticos del ciclo físico tenemos que evitar los riesgos innecesarios y la práctica de deportes extremos; así como los viajes y las fiestas. En último lugar está el ciclo intelectual; en sus días críticos no esperemos un gran desenvolvimiento intelectual tratando de evitar tomar pruebas en esos días ya que podemos ser brillantes o simplemente desastrosos.

Cómo calcularlo

Actualmente existen en Internet varias opciones en las que, con solo insertar nuestra fecha de nacimiento, realizan un análisis de nuestro biorritmo personal con la ayuda de un software especializado. Sin embargo, los expertos recomiendan que lo hagamos de una forma analítica observando nuestros estados de ánimo, físico e intelectual durante un tiempo de dos meses anotando todos los cambios que hayamos percibido sobre todo en los lapsos de 23 días consecutivos y así podremos conocerlo mejor.