Cómo cambiar el filtro del combustible del coche

Es frecuente olvidarse de cambiar el filtro del combustible de nuestro coche dificultando el buen funcionamiento del motor de tal manera que puede llegar a provocar una avería importante en la bomba del combustible.

Hoy en día, el filtro del combustible se fabrica generalmente de metal aunque en los modelos más antiguos suelen ser de plástico. Los filtros varían en función de la marca y el modelo del coche. Los más modernos poseen una mayor resistencia a las presiones agresivas y a las temperaturas elevadas; además, vienen con un mejor diseño en cuanto a la tapa o el anillo de soporte; cuentan con un engrapado mixto, un elemento filtrante, un tubo de soporte y la conexión enroscada. Todos estos elementos le otorga durabilidad al producto lo que aumenta el tiempo de uso del vehículo.

La importancia de cambiar el filtro del combustible
Es recomendable reemplazar el filtro del combustible cada 10,000 kilómetros recorridos o, por lo menos, dos veces al año dependiendo de la marca, el año y el uso que le damos al coche. En caso de no realizar el cambio del filtro del combustible con esta periodicidad, los residuos que han sido retenidos en el interior del coche obstruyen el buen funcionamiento del motor, ocasionando una mayor condensación y oxidación que producirá un desgaste del mismo y, en el peor de los casos, la avería de la bomba del combustible.

Cómo cambiar el filtro del combustible
Es importante revisar siempre el manual de fábrica del coche; ya que existen en el mercado diferentes tipos de inyección y por ende distintos tipos de filtros. De esta manera se podrá conocer dónde está ubicado el filtro de cada vehículo según su fabricante.

 

Antes de iniciar el cambio del filtro del combustible, debemos saber si la bomba del mismo es eléctrica. En caso de que así se debemos ubicar los fusibles y sacarlos. Una vez hecho esto, encendemos el motor del coche hasta consumir todo el combustible y apagarlo luego.

 

Si el coche posee un sistema de carburador es posible que el filtro venga integrado a las mangueras; en este caso se las colocaremos al filtro nuevo. Continuamos aflojando la abrazadera que se encuentra en el extremo del filtro que conduce al motor, retiramos el filtro usado lo más rápido posible para evitar pérdida de combustible y lo sustituimos por el nuevo filtro.

 

Si el sistema de inyección fuese electrónico su funcionamiento será con alta presión y no podremos reemplazar sus líneas metálicas con el filtro. Lo que haremos en este caso será retirar el filtro y almacenar el combustible en un contenedor extra para poder sustituirlo apretando las conexiones de línea y asegurándonos de la dirección que nos indica el filtro que debe estar dirigida hacia el motor, al igual que debe hacerlo el sistema de carburador. Para finalizar, si hemos retirado el fusible del sistema de la bomba volvemos a colocarlo en su lugar para que siga funcionando.