Cómo cambiar el idioma de Word 2007

Puede cambiarse el idioma de Microsoft Word añadiendo la lengua que se desee a través de la pestaña “Opciones de Word” dentro del menú principal y reiniciando el programa al finalizar.

Microsoft Word, es el procesador de textos más utilizado del mercado y viene incluido en el paquete de ofimática Microsoft Office. Este programa incluye una gran variedad de opciones, como la de poder cambiar el idioma en el que se quiere escribir, adaptando así la corrección ortográfica y gramatical a cada lengua.

Configurar el idioma de Word 2007
Si se está trabajando con la edición 2007 de Word, para cambiar la lengua predeterminada del editor el usuario tendrá que abrir el menú principal de la aplicación, aquel con forma circular situado en la esquina superior izquierda y en el que están dibujados cuatro cuadrados de colores (rojo, amarillo, azul y verde).

 

Hecho esto, se desplegará un menú con varias opciones y con dos pequeñas pestañas en su parte inferior derecha. Una de ellas, la que se debe pulsar para cambiar el idioma de Word, es “Opciones de Word”.

 

Al pulsar esta pestaña, se debería abrir una ventana emergente. Esta ventana muestra por defecto el menú “Más frecuentes”, en el que se especifican las opciones que, a priori, son las más recurrentes para el usuario medio. Sin cambiar de menú, el usuario podrá observar un botón en el que pone “configurar idioma”. Debe pulsarse si se quiere cambiar el idioma de Microsoft Word.

 

En la nueva sección que debería abrirse si se ha realizado la acción anterior, Word ofrece la opción de agregar todos los diccionarios que se deseen. Existen decenas de opciones para cambiar el idioma, desde el albanés hasta la lengua Yoruba de Nigeria. El usuario debe elegir aquél que necesite para su redacción. Los cambios se guardarán al hacer clic sobre el botón “aceptar”.

Finalizar el proceso
Es necesario, hecho todo lo anterior, cerrar la instancia de Microsoft Word 2007 y reiniciarla (no sin antes guardar los avances en la redacción del documento en cuestión). Para que el proceso de cambiar el idioma de Word surta efecto, es necesario que la ejecución comience desde cero.

 

Una vez se ha reiniciado Word, si todo se ha hecho de la forma correcta, debería poder escribirse en la lengua seleccionada sin que el procesador señalara una palabra correcta como incorrecta. Word indica los fallos ortográficos con subrayados rojos, los fallos gramaticales con subrayados verdes y los fallos semánticos con subrayados azules.

 

Que una persona añada más de un lenguaje al mismo tiempo no implica que se puedan usar palabras de varios idiomas en el mismo texto, o al menos no en la misma oración. El hecho de poner dos lenguas (por defecto vienen configuradas el español y el inglés en la versión española de Office), indica que, para cada párrafo, Word comprobará en qué lengua se está escribiendo en función del número de palabras de una u otra que existan en dicho párrafo.