Cómo comprar ropa de deporte a través de Internet

Acudir primero a la web del fabricante y cerciorarse de las condiciones de envío son algunas de las recomendaciones para comprar ropa de deporte online.

Adquirir ropa de deporte en tiendas virtuales puede ser una experiencia beneficiosa y agradable o convertirse en un momento desastroso y costoso a menos que se sigan algunos parámetros fáciles de cumplir pero a la vez muy útiles, referidos a dónde comprar y qué aspectos deberán tenerse particularmente en cuenta.

Dónde comprar ropa de deporte

Lo más seguro es comprar ropa de deporte en la tienda virtual de la marca, como Nike o Addidas, por ejemplo. No solo se encontrarán en principio mejores precios, sino además un catálogo completo, difícil de superar, al igual que la seguridad de que se está comprando un producto original.

 

Es fundamental, sin embargo, cerciorarse de que se trata de la web oficial del fabricante. Muchos comerciantes sin escrúpulos crean sitios online con nombres muy similares o utilizando la marca en el dominio, para engañar acerca del verdadero origen de las prendas. Es conveniente revisar bien las direcciones y garantías de la tienda para detectar estos robos de identidad.

 

También las grandes tiendas por departamentos, sobre todo las que han sido creadas especialmente para el e-commerce, ofrecen un surtido completo donde comprar ropa de deporte, teniendo siempre presente la posibilidad de encontrarse con imitadores. Si el precio es inusualmente menor al normal, seguramente se trata de una falsificación.

Qué tener presente al adquirir ropa deportiva

Es recomendable que se revise el esquema de tallas de cada tienda virtual, pues puede haber variaciones entra cada una de ellas. Lo mejor es tomarse las medidas actualizadas y compararlas con las indicadas en el apartado respectivo del establecimiento online.

 

Debe recordarse que la nomenclatura de las tallas es diferente en los Estados Unidos que en Europa, por ejemplo, sobre todo en cuanto a zapatos se refiere. Si el cliente se equivoca escogiendo la talla, la posibilidad de devoluciones puede resultar costosa, pues tendrá que afrontar los costes de reenvío.

 

No se debe comprar ropa de deporte por la web sin revisar los términos de pago, así como las condiciones de envío, su coste -que normalmente es por cuenta del cliente- y plazos de entrega. Es aconsejable escoger tiendas virtuales que despachen lo más cerca posible, pues ello reduce tanto los costes como los días para la entrega, al igual que facilita las devoluciones.