Cómo comprobar los movimientos bancarios en Internet

La banca online da acceso a los movimientos bancarios a través de la autenficación del cliente mediante una combinación segura de nombre y usuario.

Las nuevas tecnologías e Internet han permitido a las entidades financieras ofrecer a sus clientes una serie de servicios online como es comprobar los movimientos bancarios desde cualquier lugar, agilizando las gestiones y evitando pérdidas de tiempo acudiendo a las sucursales bancarias. Para evitar la suplantación de identidad, las entidades financieras solicitan la identificación del usuario antes de permitir el acceso a las cuentas.

Banca online y seguridad

La banca online es un servicio ofrecido por las entidades financieras a través de Internet donde sus clientes pueden gestionar y obtener información de cualquiera de los productos contratados con la entidad financiera.

 

Aún existe cierta desconfianza a la hora de utilizar este servicio debido a la preocupación por la seguridad de los datos bancarios e información personal. Sin embargo, la banca electrónica cuenta con una serie de procedimientos y medidas de seguridad como la identificación del usuario, con el fin de evitar la suplantación de identidad de sus clientes.

 

Normalmente existen dos niveles de autentificación de usuario: un primer nivel donde se da acceso a los usuarios a su zona privada permitiendo realizar gestiones de supervisión como ocurre en el caso de la comprobación de los movimientos bancarios y, un segundo nivel, una vez que ya se ha accedido y que es adoptado ante operaciones de alto riesgo como las trasferencias bancarias o cambios de contraseñas.

Cómo comprobar los movimientos bancarios

Todas las aplicaciones de banca electrónica tienen un apartado de acceso de usuario de primer nivel protegido mediante una combinación de nombre de usuario y contraseña; pero algunas entidades financieras, además, solicitan el número de carné de identidad del cliente.

 

La entidad bancaria facilita estos datos; pero es aconsejable cambiar la contraseña una vez que se ha accedido por primera vez a la zona privada y repetir esta acción cada cierto tiempo como medida de seguridad.

 

Una vez introducidos los datos de usuario y contraseña se valida la identidad del cliente por parte de la entidad financiera, permitiendo entonces realizar una serie de tareas de supervisión y control de las cuentas, como la comprobación de saldos y movimientos bancarios.

 

Normalmente, la comprobación de los movimientos bancarios, una vez dentro de la zona privada, se lleva a cabo accediendo al menú de cuentas, eligiendo la cuenta que corresponda en caso de tener más de una y en las opciones de operaciones a realizar, escoger la opción movimientos.