Cómo conseguir el teléfono de una persona

Cómo saltar la barrera de la comunicación con confianza para conseguir el teléfono de una persona en la era de la descomunicación.

Conseguir el teléfono de una persona en un mundo donde la falta de tiempo, los prejuicios, el miedo al rechazo y la afluencia de soportes tecnológicos como las redes sociales y demás formas de comunicación indirecta, lo hacen cada vez mas difícil y complejo.

Era de la no comunicación

  • A pesar del aparente apogeo de plataformas comunicativas y todos estos avances que en teoría hacen que las personas estén mejor comunicadas evitando así la barrera de la distancia, hemos sucumbido en la oscuridad de una comunicación impersonalizada, inutilizando a la gente para dar el primer paso y conseguir el teléfono de una persona. Por lo que la pregunta de qué podemos hacer para evitarlo, necesita ser contestada.

Primera impresión

  • Ya que no se dispone de mucho tiempo para presentarse debidamente y captar el interés del otro, es importante prestar atención a los detalles, al lenguaje corporal, y a la actitud.
  • Igual que en una primera entrevista de trabajo en la que se intenta conseguir un empleo, los primeros minutos de contacto, serán decisivos para aceptar al posible candidato. A pesar de que es mas efectivo lanzarse a quedarse pasivo, no significa que haya que avasallar a la gente pensando que tenemos la victoria asegurada.
  • Una actitud honesta, con cierto interés pero no demasiado y que no muestre desesperación es básica. Hay que tener confianza, aunque esta esquiva disposición parece que se escapa de nuestras manos cuando hay sentimientos en juego. Pero alguien seguro de sí mismo, que no teme lanzarse para conseguir el teléfono de una persona demostrará que tiene algo que ofrecer por lo que merece la pena darle una oportunidad.

Enfrentarse al miedo de dar el teléfono a un desconocido

  • La proliferación de relaciones fallidas, las historias personales con las que cada persona se enfrenta a una nueva relación que son como un rosario de intentos fallidos que cuelga del cuello, hacen que conseguir el teléfono de una persona sea una ardua tarea.
  • Por lo que hay que evitar los juegos de palabras, añadir un toque de humor y ante todo valerse de la honestidad y no sucumbir en el narcisismo o la presunción. Ya que los doble significados, los malentendidos, la pretensión y por supuesto la mentira, solo son formas rápidas de fracasar cuando queremos conseguir el teléfono de una persona.