Cómo conseguir un efecto envejecido en un mueble

La técnica de envejecido es una de las más utilizadas y de más fácil aplicación para conseguir dar a un mueble un aire antiguo y obtener una decoración innovadora.

Muchas veces se tiene un mueble en casa, que por alguna razón no resulta agradable. Antes de tirarlo a la basura hay que contemplar algunas opciones, como puede ser darle un aspecto envejecido con lo que se conseguirá cambiar el aspecto de éste y conseguir que vuelva a agradar a la vista.

Pasos para conseguir envejecer un mueble

Lo primero que hay que tener en cuenta es el material de que está hecho el mueble al que se pretende envejecer, ya que si es de aglomerado, bastará con ir retirando la pintura con sumo cuidado para evitar eliminar la capa que tenga de madera. Si es de madera, lo más recomendable es retirar con un decapante la pintura que tengan. Una vez hecho esto, en cualquiera de los casos, hay que proceder a un lijado para conseguir que la superficie quede limpia y suave.

 

Tras todo esto, lo más seguro es que la madera haya quedado en un tono demasiado claro por lo que es mejor teñirla con una sal específica para ello que se llama fosfato trisódico. Disolviendo dos cucharas en un vaso grande de agua, se aplica sobre el mueble que en un principio quedará de color amarillo pero que tras un par de días surtirá efecto y habrá conseguido el efecto marrón deseado. Llegado a este punto es cuando se debe pintar del color deseado. Para finalizar se puede ir levantando la pintura aplicada por las esquinas o tiradores para que de la sensación de gastado.

Ideas para un efecto envejecido en un mueble

Otra opción para envejecer un mueble es, como en el anterior apartado, retirar la pintura antigua con una espátula una vez aplicado el decapante mencionado y lijar. Hasta aquí todo igual, aunque después se puede aplicar una capa de selladora para más tarde untar cera por las partes que se hayan decidido queden desconchadas.

 

Se aplica la pintura elegida y una vez seca se vuelve a lijar con un estropajo con lo que se conseguirá que las zonas donde se ha aplicado la cera salten. De esta manera se podrá apreciar el color de la base y el mueble tendrá un aspecto desgastado.