Cómo conseguir una colección de coches antiguos

Coleccionar coches antiguos es una de las pasiones más extendidas entre los amantes de los automóviles, y aunque es un hobbie bastante caro es a la vez una gran inversión con altas rentabilidades.

Los coches antiguos siempre están de moda y su valor se revaloriza con el paso del tiempo. La mayoría de millonarios posee una colección de coches clásicos como signo de opulencia y buen gusto, aunque cada vez más particulares comienzan este tipo de colección de amantes del automóvil antiguo o como inversión de alta rentabilidad. Existe un gran mercado de coches antiguos, algunos de ellos a muy buen precio aunque con necesaria revisión mecánica.

Comprar coches clásicos

Los coches antiguos se venden de segunda mano, normalmente entre particulares, aunque en los últimos años se han creado empresas especializadas en la compra venta de este tipo de automóviles. Un primer lugar donde buscar coches clásicos es en la sección de clasificados de periódicos o en los anuncios de segunda mano en internet, donde propietarios particulares buscan compradores para sus automóviles antiguos, contactando directamente con los demandantes y especificando entre los dos la forma de pago y recogida.

 

Pero para crea una colección de coches antiguos se necesitan comprar varios, de forma que vaya adquiriendo el carácter de coleccionista. Existen diversas publicaciones y clubs centrados en el mundo del automóvil antiguo, donde encontrar más fácilmente modelos concretos y poder aprender más sobre este tipo de coches así como de las marcas legendarias como los Hispano-Suiza.

Aparcamiento, revisiones, cuidados

A la hora de crear una colección de coches antiguos es importante planificar donde van a estar guardados y aparcados, ya que los coches ocupan un gran espacio. Si se dispone de una gran casa se puede utilizar una parte del jardín o terraza baja como aparcamiento y pequeño taller de cuidados para el coche. También existen garajes privados donde por una cuota mensual se pueden aparcar varios coches. Lo que no es recomendable es tenerlos aparcado en la calle, ya que dado su valor y su estado pueden ser sustraídos o deteriorarse fácilmente.

 

Por último es importante dedicar bastante tiempo a los cuidados y revisiones de los coches antiguos, en su puesta a punto y en algunos casos en el cambio de piezas originales por su desgaste. El paso del tiempo puede corroer u oxidar piezas del mismo por lo que se aconseja realizar revisiones mecánicas exhaustivas cada año más o menos, dependiendo del uso que se le den a estos coches.