Cómo construir un juego de la oca personalizado

El juego de la oca es muy divertido e ideal para toda la familia, por lo que sus mismos integrantes podrían ayudar a su construcción casera con unas cuantas ideas que elijan entre todos

Las reglas del juego de la oca son muy sencillas, se juega con un número mínimo de dos integrantes, uno o dos dados según las preferencias de los jugadores y un tablero con 63 casillas en forma de espiral, en donde se va avanzando con el objetivo final de llegar primero a la casilla 63, pero para eso se deberá sortear a través de varias casillas con penitencias.

Estructura e instrucciones de la oca
El juego de la oca es muy antiguo, se dice que los griegos lo jugaron para entretenerse durante los largos años en que sitiaron Troya, también es un juego con muchos misterios esotéricos en su recorrido.

 

Para construirlo solo hay que tener presente que la oca tiene algunas casillas obligatorias las cuales son 23, 13 ocas (casillas 5, 9, 14, 18, 23, 27, 32, 36, 41, 45, 50, 54, 59), dos puentes (6, 12), una posada (19), dos dados (26, 53), un pozo (31), un laberinto (42), una celda (52), la Muerte (58) y la gran oca final (63). Las 40 casillas restantes quedan para que se alimente la creatividad del diseñador.

 

Cuando la ficha cae en una oca se dice: “de oca en oca y tiro porque me toca”, y se va a la siguiente oca con derecho a tirar de nuevo los dados. Lo mismo ocurre si se cae en el puente, donde se dice: “de puente en puente y tiro porque me lleva la corriente, salvo si se cae en el puente de la casilla numero 12, donde se deberá retroceder hasta la casilla número 6). Cuando la ficha cae en la posada, el jugador deberá esperar dos turnos antes de volver a jugar a menos que alguien caiga allí y lo releve. Cuando la ficha cae en los dados se dice: “de dado en dado y tiro porque me ha tocado”, pero esta vez se retrocederá el número de casillas que indiquen los dados. Cuando el jugador caiga en el pozo, deberá esperar hasta que otro lo adelante para tirar los dados; el jugador que caiga en el laberinto deberá esperar un turno para jugar y retroceder a la casilla 30 para continuar desde allí.

 

Si se cae en la celda, se deberán esperar tres turnos para jugar. La muerte nos hace retroceder hasta la casilla de salida, por lo que se deberá hacer de nuevo todo el recorrido. Esto hace del juego de la oca un entretenimiento en el que no se puede cantar victoria antes de tiempo.

Modo general de hacerlo
Para realizar la base del juego de la oca, se necesitará un pedazo de cartón cuadrado de unos 50x50 centímetros, un pedazo de cartulina de las mismas dimensiones del cartón y del color que se prefiera, lápices de colores, pegamento y fotos de la familia que se puedan utilizar en el juego de la oca.

 

Se dibujarán las 63 casillas en la cartulina en forma de espiral en donde la casilla 63 estará en el centro. Luego se marcarán las casillas obligatorias donde corresponda y se dejarán todas las demás casillas para crear penitencias que tengan que ver con la familia por ejemplo, con experiencias o con bromas colectivas. Después se pegará la cartulina al cartón con mucho cuidado, y a modo de ejemplo se podrían poner las fotos de familiares o amigos en algunas casillas en donde si el jugador cae tendrá que darle su turno al familiar correspondiente.

 

Con estos simples pasos y un poco de ingenio ya estaría listo el juego de la oca que se podrá decorar como se prefiera.