Cómo construir un terrario para tortugas japonesas

La capacidad de adaptación de las tortugas japonesas permite que se pueda construir un terrario para ellas tanto en el jardín como en el interior de la vivienda.

Las tortugas japonesas es una subespecie semiacuática, proviene del sur de Estados Unidos y del norte de México. Es el tipo de tortuga más vendida en todo el mundo, y una de las mascotas más populares. Son tranquilas, se adaptan bien a distintas regiones y su cuidado es sencillo. Se le puede construir un terrario en el jardín o en el interior de la vivienda, siempre y cuando estén acondicionadas para conservar el calor y proteger a las tortugas del frío.

Estructura exterior

  • Para empezar a construir un terrario para tortugas japonesas hay que tener en cuenta que son semiactuáticas, es decir que necesitan un espacio de agua para nadar y bucear y otro espacio sobre la superficie del agua para secarse.
  • Lo ideal es utilizar una pecera grande y profunda o cualquier otro recipiente cerrado que pueda contener agua y que le permita tener suficiente libertad de movimiento. Es importante que las paredes del recipiente sean transparentes, que permitan a la luz entrar directamente en el terrario.
  • El lugar donde se va a construir un terrario, sea exterior o interior, debe gozar durante el día de luz directa, fundamental para el ciclo vital de las tortugas. Para poder instalar sistemas de filtrado de agua se debe realizar un agujero en una de las paredes para pasar los tubos.
  • Así mismo se deberá realizar otra entrada para el calentador, necesario para mantener el agua a una temperatura de 29 grados centígrados de media, ya que las tortugas japonesas provienen de climas cálidos.

Un interior comfortable

  • Para construir un terrario adecuado para las tortugas japonesas se deben crear dos espacios diferenciados pero conectados: uno con agua lo suficientemente profundo para que pueda bucear y otro en la superficie seca para el descanso y el secado.
  • Las tortugas japonesas no soportan la arena, así que es preferible utilizar piedras pequeñas y grava para crear el fondo del espacio de agua y la superficie de la parte seca.
  • Construir un terrario es también decorar de forma conveniente su interior. Se suelen utilizar plantas artificiales para que la tortuga juegue y el terrario sea visualmente parecido a su hábitat natural. Se recomienda instalar una lámpara interior para las horas en que no de la luz natural pero sea de día. Así mismo se puede decorar el interior con cortezas, palos, ramitas y piedras más grandes. Por último se debe habilitar un pequeño comedero en la zona seca.