Cómo convencer a los padres para tener una mascota

Las promesas no sirven cuando se quiere hacer entender a los padres que tener una mascota es más que un capricho por lo que se debe demostrar la responsabilidad.

A cualquier niño o adolescente le encantaría tener una mascota y, seguramente, más de uno haya tratado de convencer a sus padres de todas las maneras posibles para adquirir un animal de compañía en casa. Sin embargo, no se puede olvidar que, para tener una responsabilidad de ese calibre, se debe ofrecer a los padres la seguridad absoluta de que su hijo es capaz de cuidar de otro ser vivo que no sea él mismo.

Elaboración de la estrategia

Antes de que llegue el momento de la petición formal a los padres, es vital seguir un riguroso orden con las actividades y tareas que encomiendan los padres. Hacer los deberes, mantener la limpieza y organizar la habitación así como tener cuidado de la higiene, serán acciones que repercutirán en la decisión de los padres en el momento de querer o no tener una mascota.

 

Asimismo resulta indispensable averiguar las necesidades y requerimientos del futuro habitante para que, de este modo, se esté seguro de que es posible que un animal viva en ese hábitat y en esas circunstancias. Si, por ejemplo, se tiene un perro grande en un piso pequeño, puede existir un inconveniente mayor que si lo que se desea es un acuario o un hámster.

El momento de la petición

No basta con pedírselo. Ser creativo elaborando una carta contractual en la que se expongan las razones por las que se quiere tener el perro, los inconvenientes que los padres suelen poner y posibles soluciones, así como una declaración de buenas intenciones con respecto a la petición; será bien recibido por los mayores del niño ya que se verán las molestias que se ha tomado.

 

Unas recomendaciones adicionales vendrían aparejadas a esta "solicitud" para tener una mascota. Se puede optar por proponer adoptar un cachorro en vez de comprarlo para ahorrar costes, haber guardado dinero previamente para la compra de collar, jaula o cualquier otro objeto necesario para el animal así como mostrar los conocimientos aprendidos.