Cómo convertirse en un experto en artes marciales

Ser un experto en artes marciales es una meta que cambia con los años. Al principio se tiene especial afán por competir, pero luego el camino se vuelve más exhaustivo, técnico y preciso.

El deporte aporta a nuestra vida cotidiana una serie de rutinas que hacen de él una herramienta fundamental para cultivarse en el plano físico. Entrenar para ser un experto en artes marciales complementa este trabajo físico con un aporte de espiritualidad, disciplina, valores personales, compromiso y capacidad de sufrimiento que convertirá el ejercicio en una práctica fundamental en el día a día.

Qué es un experto en artes marciales

  • Un experto en artes marciales no es una persona violenta, sino un ser que sabe controlarse a sí mismo y resolver los conflictos de la forma más elegante y positiva para todos los implicados. La práctica cotidiana de un arte marcial a lo largo de los años debe conllevar, además del conocimiento técnico que implica, con un aporte de valores que conduzca hacia una mejora de la calidad personal del practicante.
  • Además del plano personal y trascendente, las artes marciales conllevan una mejora física importante, así como un autoconocimiento de uno mismo y de las propias limitaciones y márgenes del cuerpo. Es importante, para convertirse en un experto en artes marciales, entrenar siempre cerca del límite físico para que la condición física mejore, pero sin forzar hasta el punto de producir lesiones o causar agotamiento.

Pautas para convertirse en un experto en artes marciales

  • El primer paso y más fundamental para llegar a ser un experto en artes marciales es la práctica cotidiana y fluida. El cuerpo requiere de varios meses, generalmente años, para automatizar las técnicas y movimientos que componen un arte marcial. Por esto, es básico seguir un proceso de entrenamiento pautado y regular y evitar sobreesfuerzos de varios días seguidos y luego un abandono de una semana.
  • Una vez alcanzada la regularidad en la práctica, el siguiente paso para convertirse en un experto en artes marciales es el entrenamiento consciente y dedicado. No se debe asistir a clase de forma mecánica, sino que uno debe cuestionarse en cada momento lo que está haciendo, si se hace de forma correcta y cómo se puede mejorar. También se debe evitar caer en la rutina y en la monotonía, marcándose metas como la realización de exámenes, la competición y los campeonatos.
  • Por último, es muy aconsejable grabarse en vídeo cada ciertos meses o años de práctica. Esto ayuda a observar el progreso de mejora que se ha ido experimentando, y puede resultar muy confortante en los momentos de duda o de debilidad. También es una herramienta muy útil durante el mes antes de un examen, ya que ayuda a corregir detalles técnicos que no se observan desde dentro de la propia práctica.