Cómo coser un libro paso a paso

El paso del tiempo deteriora la gran mayoría de encuadernaciones de los libros más utilizados y con más valor sentimental. Para este tipo de casos saber cómo coser un libro puede resultar de gran utilidad.

Una de los entretenimientos más útiles e interesantes que se pueden hacer en el tiempo libre es encuadernar  nuestros propios libros de manera artesanal pero con gran profesionalismo. Aprender cómo coser un libro puede ayudar a rehacer encuadernaciones viejas y estropeadas que no queremos perder, además de ayudarnos en la elaboración de libros, cuadernos y hermosos álbumes de recuerdos.

Doblar las páginas

  • Lo primero que debemos hacer para saber cómo coser un libro es separar el contenido del libro en cuadernillos. Para esto tomamos un número no muy grande de folios, vamos a poner como ejemplo unas diez hojas tamaño A4. Apilamos los folios todos juntos y los doblamos a la mitad, obteniendo así un cuadernillo. Luego hacemos tantos cuadernillos como sea necesario.

 

Coser los cuadernillos

  • Una vez tenemos todos los cuadernillos necesarios, procederemos a coserlos uno por uno con un hilo fuerte. Hacemos tres o cuatro puntadas anchas todo a lo largo de la línea de doblez, dejando los extremos sueltos cuidando que ambos extremos queden del mismo lado.

 

  • Ahora ya tenemos todos nuestros cuadernillos perfectamente cosidos por lo que no corremos peligro de que se suelte algún papel. Lo siguiente que debemos hacer en este proceso de cómo coser un libro es atar entre sí todos los extremos de los hilos de modo que los cuadernillos queden unidos. Recuerda anudar los hilos firmemente para que no se desarme al momento de la terminación.

 

Terminación

  • Ya tenemos la mayor parte del trabajo realizado. Ahora, para darle más solidez pincelamos una buena capa de pegamento sobre el que será el lomo del libro. Tras dejar secar 24 horas podemos ya pegarle las portadas y el lomo. Para esto recortamos en cartón dos rectángulos con las mismas proporciones de los cuadernillos, solo que un centímetro más grandes. 

 

  • Es importante destacar que, si usamos folios A4 para los cuadernillos, las portadas medirán la mitad de un folio A4 más un centímetro de ancho y uno de alto. También cortamos una tira larga para el lomo y unimos todas las piezas entre sí. Ya sabemos cómo coser un libro como un profesional.