Cómo crear tu propio Twister

El twister es un juego divertido y original para toda la familia, perfecto para momentos de entretenimiento en reuniones con amistades y pasar rato agradable.

El twister consiste en un gran tablero extensible en el suelo donde se pueden observar grandes puntos de diferentes colores ordenados en columnas y, por otro lado, una ruleta con una flecha que, al moverla, podrá detenerse en una de sus cuatro secciones, pie izquierdo, pie derecho, mano izquierda, mano derecha, cada una con los colores correspondientes del tablero.

Tablero de suelo

Buscando en Internet imágenes del juego twister aparecerá la configuración del tablero de suelo, que consiste en cuatro columnas con seis círculos del mismo color cada uno, rojo, verde, amarillo y azul, con un fondo blanco, evidentemente, al hacerlo de forma casera se pueden cambiar los colores e incluso la cantidad de círculos, al gusto de cada uno.

 

Comprando un mantel de plástico blanco de 150x150 cm tendremos las dimensiones originales del tablero y con plásticos adhesivos de los colores ya mencionados, u otros de libre elección, se recortan seis círculos de 20 cm de diámetro de cada color para después pegarlos en el mantel en cuatro filas, cada una de un color.

 

Otra idea para hacer el tablero del twister es hacerlo con telas de tal forma que con una tela blanca se fabricaría la base y con telas de los otros cuatro colores se confeccionarían los circulitos. Con una de estas dos ideas para realizar el tablero, el juego ya casi está listo para empezar a disfrutarlo en compañía.

La Ruleta

El juego original tiene un panel circular dividido en cuatro secciones y una flecha que al girar indicará que extremidad usar y en qué color tiene que colocarla el jugador. Se dibuja una plantilla de la flecha y se recorta en un material plástico que sea bien rígido, para que tenga una buena movilidad.

 

En una cartulina gruesa se pinta un círculo dividido en cuatro secciones y cada sección con los cuatro colores del tablero, escribiendo en cada una la extremidad correspondiente, de tal forma que al girar la flecha nos indicará qué extremidad hay que colocar y en qué color. El twister casero está listo para usar.