Cómo crear un jardín vertical en casa

Crear un jardín vertical no es sólo un recurso estético, si optamos por plantar hortalizas y frutas, tendremos en casa un huerto vertical que nos proveerá de productos frescos todo el año.

Crear un jardín vertical es una de las opciones más innovadoras en cuanto a diseño paisajismo, convirtiendo un espacio como el jardín en un lugar que invita expresamente al descanso. Además, nos aportará sensación de amplitud y luminosidad. No solo aportará valor estético al entorno donde decida ponerse sino que permite tener un jardín en casa a aquellos que por razones de espacio no podrían permitírselo.

Proceso de creación del jardín

  • Lo primero que debemos tener en cuenta para crear un jardín vertical es preparar un suelo adecuado para que las plantas puedan echar raíces. Lo primero es fabricar un gran marco de estructura metálica o madera tratada que se sostenga en el suelo, si no disponemos de este material, podemos utilizar cables gruesos.
  • Posteriormente fabricaremos escalones en horizontal para que contenga la fuerza que va a ejercer la estructura. Esta la podemos colocar junto a un muro o en el lateral de un edificio, siempre dejando algo de espacio entre la pared y la estructura. Para evitar daños en la pared, podemos colocar un panel trasero de PVC o láminas delgadas de acero u otro tipo de metal.
  • Por último prepararemos el sistema de goteo. Para ello, en el suelo del marco se colocarán dos paneles de PVC y en medio una capa de fieltro donde se enraizarán las plantas. Posteriormente colocaremos el cable del riego de manera que el agua corra por canales de arriba hacia abajo. Necesitaremos tantos canales como columnas de plantas hayamos confeccionado.

Decoración

  • Una vez hemos conseguido crear un jardín vertical en nuestro hogar o nuestro patio, sería recomendable pensar en qué tipo de plantas o flores haremos crecer en él. Si lo que queremos es crear un microespacio dentro de nuestro propio hogar, lo ideal sería plantar macetas de plantas aromáticas, tales como especias.
  • También podemos elegir plantas o flores de interior que sean de distintos colores y tamaños para dar alegría a nuestra vida hogareña. Si por el contrario hemos optado por crear un jardín vertical en un patio o espacio al aire libre, lo ideal sería elegir flores y plantas de exterior.
  • Otra opción que actualmente está en auge es fabricar nuestro propio huerto vertical. Podemos plantar hortalizas y frutas dependiendo de la época del año, como por ejemplo fresas, lechugas, perejil, menta, hierbabuena, tomates o pepinos.
  • En ambos casos, tanto si hemos creado un jardín interior como exterior, podemos optar por poner enredaderas de manera que se vayan enlazando por los distintos niveles y escalones. Este tipo de plantas dan color y viveza a las paredes, por tanto serán unas grandes aliadas en la decoración de un jardín vertical.