Cómo crear una linterna

Construir una linterna resulta sencillo, el proceso de realización es rápido y resultará una divertida y entretenida actividad incluso para los más pequeños de la casa.

Crear una linterna de forma casera no resulta complicado con unos pocos materiales que se pueden encontrar fácilmente en cualquier hogar o adquirirlos en cualquier supermercado y además resulta una tarea muy sencilla y rápida de realizar por cualquier persona sin necesidad de disponer de conocimientos técnicos para ello.

Los materiales necesarios para crear una linterna

Para crear una linterna se necesitan los siguientes materiales: un tubo cilíndrico de cartón (por ejemplo puede servir el rollo de cartón del papel de cocina o del papel higiénico) con una longitud de unos ocho o nueve centímetros aproximadamente, una bombilla pequeña de tres vatios o incluso un led, cinta aislante, un vaso de papel o cartón, una caja pequeña de cerillas o de similares características, un muelle, dos pilas alcalinas del tipo AAA, un interruptor pequeño, un trozo de metal y dos trozos de cable lo suficientemente largos.

Procedimiento a realizar para poder construir la linterna

Se cogen los dos trozos de cable y se colocan en la pared del tubo de cartón donde se sujetarán con la cinta aislante. Si queremos que la linterna tenga un interruptor se puede cortar uno de los dos cables por la mitad y conectar el interruptor. Luego, cada uno de los cables debe de conectarse a las dos pilas.

 

Con la caja de cerillas se puede construir un cajetín para sujetar las pilas por lo que habrá que adaptar la caja a la medida que ocupen las mismas. En el cajetín se colocará un trozo de metal en un lateral donde el muelle estará unido para que las pilas hagan contacto y transmitan la energía que hará que la bombilla de la linterna se encienda.

 

Será necesario introducir dentro del tubo de cartón todos los cables y la caja de cerillas que contiene las pilas y cerrarlo de forma que todos los componentes eléctricos queden ocultos. El interruptor deberá estar accesible para poder encender la bombilla.