Cómo cuidar a las plantas de primavera

Cuidar a las plantas de primavera de terrazas y jardines para tenerlas sanas, fuertes hará que luzcan con todo su esplendor el mayor tiempo posible durante el año.

Cuidar a las plantas de primavera se convierte en la etapa más delicada y a la vez más agradecida de aquellos que disfrutan del entorno floral. Aficionados y profesionales de la jardinería sabrán que esta estación del año debe aprovecharse al máximo para obtener los mejores resultados.

Mantenimiento de plantas y flores

  • Toda persona aficionada a la jardinería o jardinero de profesión sabe que los meses primaverales son esenciales en el desarrollo de plantas y flores. El incremento de la temperatura ambiente en general y la duración cada vez más larga de las horas de luz solar despiertan a las plantas del letargo de los meses más fríos. Es en esta época dónde aparecen nuevas plántulas y brotes.
  • Tras el largo invierno que se ha aprovechado para aclarar, podar y arreglar el jardín, se inicia una nueva etapa dónde se van a tener que cuidar a las plantas de primavera muy encarecidamente. En este nuevo periodo conviene dedicar más horas a su entorno vegetal y no demorar en ello, puesto que cuando antes se empiece más tiempo durará.
  • Para un correcto mantenimiento se contará básicamente con los siguientes elementos: abono rico en hierro, fósforo y potasio, tierra o substrato universal, pala, rastrillo y unas tijeras de podar. Será interesante también un espary para rociar las hojas.

Cuidar a las plantas de primavera

  • Cuidar a las plantas de primavera resulta muy sencillo, sólo con la observación se puede saber qué requieren. Primavera es la estación dónde las plantas se transplantan a macetas de mayor tamaño. Es el mes dónde se empezará a abonar la tierra ya que con el crecimiento aumentará notablemente el consumo de nutrientes. Hay que aprovechar esta época también para rellenar las macetas o espacios con tierra nueva.
  • Cuidar a las plantas de primavera pasará por dejarlas listas para que, con el sol, la temperatura y la luz en aumento, puedan explotar y mostrarse radiantes con nuevos brotes, flores, plantas, etcétera. Si conviene, y es pronto en primavera, también puede aclararse la planta con las tijeras de podar.
  • Hay que tener en cuenta que no hay que escatimar esfuerzos ni recursos, sobre todo en la cantidad de tierra y abono, y muy especialmente en las plantas vivaces, de grandes portes o con flores. Si se es agradecido en cuidar a las plantas de primavera, ellas lo agradecerán durante toda la temporada o todo el año, mostrándose bellas y sanas.