Cómo cuidar a un abuelo con poca visibilidad

Para cuidar a un abuelo con problemas de visibilidad es importante adaptar la casa y las costumbres a su nuevo tipo de vida, pero sin hacerle sentir que es una carga.

Las personas mayores de nuestra familia son muy importantes, ya que son las que más han vivido y tienen muchas cosas que aportar. Con el tiempo, los órganos se van deteriorando, sobre todo la visión. Este es un problema que puede frustrar a muchos ancianos y es importante cuidar a un abuelo con este problema de forma que se sienta bien consigo mismo.

Habilitar la casa para el anciano y hacer actividades adaptadas

Cuando los ancianos tienen poca visibilidad pueden sentirse anímicamente mal cuando tropiezan con cosas que no han visto o incluso pueden llegar a caerse y hacerse daño. Para evitar estas situaciones es importante habilitar la casa en la que se va a cuidar a un abuelo con estos problemas, eliminando los objetos pequeños que estén cerca del suelo o que no pueda ver bien.

 

También hay que velar por su bienestar, por lo que podemos comprar un televisor más grande o acercar un poco los sillones al mismo para que el abuelo vea mejor. Además, para que no se sienta frustrado en casa podéis optar por escuchar la radio de vez cuando en lugar de ver la tele o también leer libros en voz alta entre todos.

Evitar hacer cosas con las que se sienta incapacitado

Para cuidar a un abuelo con problemas de visibilidad es importante evitar ciertas costumbres que solemos tener con personas con buena visión. No hay que enseñarle cosas desde la lejanía porque no las distinguirá. Tampoco es bueno hablarle desde lejos, porque no podrá saber quién eres hasta que estés más cerca y se sentirá confundido.

 

Por ello, cuando vayas a hablar con el anciano y haya más gente alrededor acércate hasta él para que pueda distinguirte y luego comienza a hablar. Sin embargo, es importante tratarlo con naturalidad, no como si fuera un enfermo. De hecho, una de las cosas que más molestan a los abuelos es sentir que son una carga.