Cómo cuidar a un Yorkshire Terrier

Cuidar a un Yorkshire Terrier es un compromiso diario con el perro, proveyéndole de todas sus necesidades alimenticias e higiénicas y sacándole a pasear a diario.

Los Yorkshire Terrier son perros de compañía originarios de Inglaterra, de tamaño pequeño, y no suelen superar los cuatro kilos de peso ni los 40 centímetros de altura. Suelen vivir hasta los 15 años y son los preferidos por muchos hogares porque cuidar a un Yorkshire Terrier es relativamente fácil en pisos y apartamentos pequeños. Exigen cuidados como las demás raza de perros, aunque al tener el pelo largo y ser tan pequeños necesitan ciertos cuidados especiales.

Rutina diaria y alimentación

  • Cuidar un Yorkshire Terrier significa atenderle en todas las necesidades del día a día. Los perros necesitan salir a pasear al menos tres veces al día. Deben aprender que las necesidades se realizan en la calle, a poder ser cerca de los árboles de las aceras. Los dueños de los perros están obligados a recoger las deposiciones de sus perros y algunos ayuntamientos disponen de papeleras con bolsas para excrementos gratuitas para los perros.
  • Las necesidades alimenticias de los Yorkshire Terrier varían según su peso. Los perros de dos kilos necesitan 230 gramos de comida al día, los de más de tres kilos hasta 350 gramos diarios. Se aconseja distribuir la comida en tres tomas diarias. La dieta para cuidar a un Yorkshire Terrier debe estar compuesta por alimentos balanceados, es decir, por alimentos de gran calidad creados por compañías especializadas en alimentación canina. Se deben evitar las sobras, los dulces y el chocolate.

Pelaje y baño

  • Saber cuidar a un Yorkshire Terrier significa poder atender los cuidados del pelaje. Al tener pelo largo necesitan un cuidado especial del pelo. Se debe cepillar diariamente con un cepillo suave y a poder ser con un peine de dientes anchos. El pelo largo de los Yorkshire Terrier irrita la frente, sobre la córnea, por eso se recomienda recoger su flequillo con cintas de pelo. Además, a veces el flequillo puede ser tan largo que impida que puedan ver correctamente, así que si es preciso se pueden cortar las puntas hasta dejar descubiertos sus ojos.
  • Para cuidar a un Yorkshire Terrier correctamente se debe bañar únicamente cuando esté sucio. Si se lavan demasiado su pelo y su piel se resecarán, lo que les incomodará mucho y les pondrá nerviosos. Antes de bañarlos hay que desenredarles los nudos del pelo. Si se decide llevarlos al veterinario o a una peluquería canina es preferible llevarles un par de veces antes para que se acostumbren al lugar y no tengan miedo el día del baño. Por último, no hay que olvidar que no se deben bañar recientemente vacunados.