Cómo dar un toque casero a los gofres congelados

Los gofres congelados, acompañados de salsas, helado o frutas frescas, son siempre una buena opción cuando apetece algo extremadamente dulce.

Tener gofres congelados en casa nos asegura contar con un excelente snack para la merienda o el postre. Además, si les añadimos unas salsas dulces, lograremos un delicioso plato, ideal para esas ocasiones en las que aparecen visitas inesperadas o cuando los pequeños de la casa reclaman un capricho en forma de dulce. 

 

Cómo los descongelamos
Hacer que los gofres congelados estén listos para comer sólo lleva unos minutos. Si bien se pueden descongelar en el microondas, no es recomendable porque el calor que emite este aparato hace que los gofres queden blandos y con consistencia gomosa. En cambio, si se descongelan en el horno, nos aseguramos que queden bien crocantes y dorados a nuestro gusto. ¡Como recién hechos!

Fresas y chocolate
Las salsas dulces son ideales para acompañar a los gofres congelados cuando ya han pasado por el horno. Para la salsa de chocolate utilizaremos 150 gramos de chocolate a la taza y un bote pequeño de crema de leche. En primer lugar, derretimos el chocolate en una cacerola puesto al baño de maría. Cuando se enfríe, lo mezclamos con la crema de leche y listo.

Para la salsa de fresa necesitaremos un cuarto kilo de fresas frescas o si no es aún temporada, servirá con las que se venden envasadas en almíbar. Colocamos las fresas en una licuadora o batidora y añadimos un vasito de ron y tres cucharadas soperas de azúcar. Licuamos todo a una potencia media y en unos segundos la salsa de fresas está en su punto. Ahora sólo resta salsear los gofres y disfrutar de un delicioso postre hecho en casa y en apenas unos pocos minutos. Si se tienen por casa nueces o almendras, serán el topping ideal de este postre.

Un buen dato a tener en cuenta, especialmente si somos unos consumidores habituales de dulces y pasteles, es que se pueden preparar las salsas con antelación y también congelarlas. Duran en el congelador un máximo de seis meses. Cuando las quieras usar, sólo las colocas a baño de María o en el microondas y listo.