Como decorar tu casco de motos

Generalmente un casco de motos se deteriora con bastante rapidez, la técnica de re-decoración más económica y que mejores resultados ofrece es el ploteo.

Una de las mejores maneras para decorar superficies que han sufrido un desgaste con el paso del tiempo es el ploteo, esta técnica es muy utilizada por la gente que no desea gastar mucho dinero en una transformación con pintura profesional y que para un casco de motos resulta ideal para dejarlo como nuevo.

Primeros pasos para la decoración

  • En primer lugar hay que seleccionar las imágenes que se quieren pegar en la superficie a reparar, es muy importante que al imprimirlas el tamaño de éstas se ajuste a la superficie del casco de motos donde van a ser adheridas.
  • Estas imágenes pueden ser variadas y de la tonalidad que se desee para contrastar con el color del casco. Una vez se tengan listas hay que llevarlas a un lugar comercial que cuente con una impresora enorme llamada plóter, donde van a utilizar un material llamado vinilo para imprimir las imágenes elegidas.

Antes de plotear 

  • El vinilo es un material con adherencia y el cual se puede elegir de cualquier color que va a ser la base de las imágenes, inclusive hay la opción de la tonalidad trasparente para aquellos que sólo quieren ver las imágenes sin fondo en su casco de motos.
  • Una vez que se tengan las imágenes listas impresas en el vinilo escogido es sólo cuestión de creatividad. Es importante aclarar que si no se desean dibujos en el casco sino solamente un color uniforme es mucho más fácil ya que sólo es cuestión de comprar el vinilo del color que se prefiera.

Proceso de ploteado

  • Cuando ya esté listo el vinilo para decorar el casco de motos, se procede a cortar las imágenes o los símbolos que se le quieran colocar en la superficie, luego se prepara una solución de agua con un poco de jabón, se coloca en un rociador y se humedece ligeramente la superficie del casco, el cual debe estar completamente limpio.
  • Ahora hay que quitar la parte del papel que es adherente y fijarla en la superficie del casco en la posición y ubicación que se quiera, es conveniente ayudarse con una espátula para que no queden burbujas.
  • El agua con jabón lo que permite es que el vinilo no se adhiera de inmediato y pueda quedar perfectamente liso. Por último se seca el vinilo pegado en el casco de motos con un secador de mano muy caliente, se deja reposar y listo.