Cómo decorar un baño con suelo de estilo ajedrez

Las tendencias de decoración actuales han otorgado al baño un nuevo sentido, proyectando en él un recinto de intimidad pero sin perder de vista la estética.

El baño es una parte de la casa que con los años ha adquirido importancia y un criterio propio de decoración. Las perspectivas y conceptos de ornamentación del mismo han evolucionado. Hoy las propuestas son mucho más amplias y coloridas. Los nuevos conceptos en gamas de colores, diseños y combinaciones, proyectan apariencias muy interesantes.

Combinaciones tradicionales

El baño con suelo de estilo ajedrez, posee dos claras proyecciones de decoración. Una de ellas es la tradicional y la otra, vanguardista. La ornamentación tradicional propone el arreglo de este cuarto, en base a lo que el piso inspira. Se pretende que este sea el protagonista, la imagen fuerte de la composición.

 

La propuesta se basa en la utilización de sanitarios de líneas simples y conservadoras. Los mismos, se sugieren sean en color blanco. Además, la organización del lugar es fundamental. En este tipo de propuestas la bañera queda a la vista cobrando así protagonismo. Se aconseja incluir una mampara translúcida rebatible. Se puede complementar, con una alfombra de baño color blanco o amarillo muy suave.

Combinaciones vanguardistas

En este tipo de decoraciones, el piso del baño es un complemento más del conjunto. Lo que se busca es acceder a detalles de color, sin olvidar que se trata de un cuarto íntimo. Por ello, la clave en este tipo está en la sutilidad con que se introducen las gamas cromáticas. No se debe caer en el error de la saturación ni de la escasez.

 

Los sanitarios, al igual que en las ornamentaciones tradicionales, serán de color blanco. Sin embargo, en estas ideas el toque de color está permitido. Un ejemplo son vidrios de colores o dibujados en ventanas o mamparas. El único cuidado a tener en cuenta es que posean un mismo diseño. En caso de poder elegir la ubicación de la ventana, a un costado del lavatorio de manos, es lo ideal.

 

Además, al ingreso del cuarto, se puede colocar un jarrón rústico de dimensiones importantes, con cañas de colores o ramas secas. Se pueden utilizar también, alfombras en color rojo, terracota o naranja. Quienes deseen incluir un detalle romántico, sobre la bañadera, se pueden ubicar pétalos de rosas rojas naturales o artificiales.