Cómo denunciar los malos tratos a animales

Si se es testigo de malos tratos a animales es una obligación legal presentar una denuncia ante los juzgados o la policía, pues aquellos constituyen una falta o delito.

Los malos tratos a animales, además de repudiables, pueden ser una señal de conductas más graves y dañinas por parte de los responsables de tales actos. La legislación española prevé cómo proteger de forma efectiva los derechos de dichos seres vivos en estos casos, que conciernen a toda la sociedad.

Cómo se definen los malos tratos a animales

El Código Penal establece como delito el agredir animales domésticos y causarles la muerte o lesiones graves. Su pena principal es la de prisión de tres meses a un año. A su vez, considera una falta que castiga con multa o trabajos en beneficio de la comunidad los demás casos de maltrato cruel a aquellos, aunque no se les ocasione el fallecimiento o heridas serias.

 

Los malos tratos a animales incluyen agredirles injustificada y desproporcionadamente, produciéndoles daños o sufrimiento, así como dejar de alimentarles o de suministrarles líquidos, o enjaularles o encadenarles de forma permanente o por un largo periodo de tiempo.

Cómo notificar los malos tratos a animales

Al tratarse de un delito público, cuyo proceso puede iniciarse de oficio por la autoridad competente, la ley no requiere de una acusación particular por medio de una querella ni ser propietario del animal, sino que basta una simple denuncia, con muy pocas formalidades, para dar comienzo a las pesquisas correspondientes.

 

De hecho, nuestra legislación estipula como un deber para todos los que conozcan de la ejecución de un delito el reportarlo. En otras palabras, no hace falta ser dueño o tener interés en el animal que ha sufrido vejaciones para notificar que se ha cometido este crimen, sino simplemente haber sido testigo o haber tenido noticias de aquel.

 

La denuncia por malos tratos a animales puede presentarse ya sea por ante un juzgado de instrucción, el Ministerio Público o la comisaría de policía más cercana, indicando los pormenores de los hechos que calificarían como delito o falta e identificando al declarante y al responsable, si se le conoce, de manera que sea posible su citación.