Cómo desarrollar tus dotes y técnicas de liderazgo para el trabajo

Está claro que ser un líder no es tarea fácil, pero trabajando ciertas técnicas de liderazgo se pueden alcanzar en equipo los objetivos requeridos.

Dentro de las organizaciones es necesario tener líderes que nos ayuden a entender y cumplir los objetivos establecidos. Cualquiera puede encontrarse en medio de una situación donde tiene que coordinar a un grupo y llevarlo hacia una meta específica; para ello se necesita cierto bagaje y entrenamiento en técnicas de liderazgo.

Las cualidades básicas de un líder

  1. La primera es la confianza y se refiere a conocerse a uno mismo con sus cualidades y defectos, habilidades y conocimientos. Una de las mejores técnicas de liderazgo es realizar un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) de la persona. Si sabes qué es lo que sabes hacer mejor y en qué es en lo que fallas, entonces es mucho más fácil que delegues tareas y pidas ayuda a la gente correcta.
  2. La segunda es la iniciativa. Si se percibe un error en un proceso o en una tarea y existe una solución, hay que aplicarla en vez de esperar que alguien más lo note y lo solicite. Debe practicarse tan a menudo como sea posible y necesario.
  3. Y la tercera, pero no menos importante, es que un líder debe ser congruente entre lo que predica y lo que hace. El hablar de ciertos comportamientos y valores y después demostrarlo con hechos es lo que distingue a los buenos líderes.

Poner atención al equipo

  • Un líder no trabaja solo. Siempre tiene un equipo que lo sigue y que se esfuerza por cumplir el mismo objetivo. Una de las técnicas de liderazgo es conocer a su equipo como a él mismo y saber las capacidades y habilidades de cada uno para utilizarlas adecuadamente.
  • Un buen líder está pendiente de los requerimientos de su equipo. Sabe que las dudas que pueda resolver ayudarán a terminar mejor y con rapidez los proyectos. Además, se preocupa genuinamente por la calidad de vida de su gente, esto implica darles tiempo para equilibrar sus actividades personales y laborales.